martes, 21 de mayo de 2024
Particulares Pico y placa Martes 1 y 2

Thiago, intrépido corredor en la pista


Thiago, intrépido corredor en la pista 1
RP
Redacción PDM

COMPARTE

En un kart que va a 45 kilómetros por hora hay un niño de 7 años detrás del volante. Con la mente concentrada en ganar, las curvas son su mayor potencial, sin desacelerar logra seguir en la pista y asombrar a todo el que lo rodea.

Nació el 9 de septiembre de 2016. Desde ese mismo día sus padres se han regocijado con la felicidad que trajo a sus vidas; su mamá, Alejandra Velásquez, ha luchado incansablemente por proteger los sueños de su hijo.

Cuando estuve embarazada siempre pensé en apoyar a mi hijo en sus decisiones y gustos y esa fue una decisión tomada con el papá, es nuestro propósito como padres”, dice la madre, quien asegura que dejó su profesión como abogada a un lado luego de la llegada de Thiago.

Cuando el niño tenía tres años, su abuelo materno le dio como obsequio un carro eléctrico y en la parte exterior de la casa de sus abuelos aquel niño se dedicó a sacarle el mayor provecho a su regalo; sus padres prestaron atención a los movimientos sagaces se lograba su hijo y su papá Fabian Romero, le alteró el motor al carro para que el pequeño alcanzara más velocidad, desde ese momento descubrieron el talento de Thiago con el volante.

Aunque el niño no contaba con la edad suficiente para ingresar a una escuela de karts, sus papás estaban enfocados en llegar a esa meta, “cuando averiguamos a sus 5 años para ingresarlo, nos dimos cuenta que no podíamos, porque era un tema muy costoso y debíamos empezar a programarnos para que el niño empezará a los 6 años” afirma el señor Romero.

En efecto, practicar este deporte con los implementos adecuados como el casco, la traje, las protecciones corporales y tener un kart propio, es una inversión costosa, así que, los entrenamientos y la dedicación a ese deporte no fue de un momento a otro, sus padres lo planearon por un año, ahorrando y organizando su tiempo para apoyar 100% a su hijo.

No olvide leer: Dos hermanos llaneros son promesa del BMX en la región

Cumplidos los 6 años, Thiago ingresó a los entrenamientos con Jhon Ruiz, el instructor de la escuela JR ubicada en Laguna Viva, y es allí a donde tres veces por semana Thiago se dedica a cumplir circuitos, uno de ellos puede ser correr de 10 a 15 vueltas a la pista, en número mayores seria ir de Villavicencio hasta Restrepo, un recorrido de 16 kilómetros ya normalizado para el pequeño.

Durante sus primeros días de entrenamiento, el papá relata cómo desafió la resistencia y capacidad de enfrentar los miedos de su hijo, de una forma muy peculiar: un día le pidió a su entrenador soltar un poco el carro y aprovechar que la pista estaba mojada para provocar un choque.

Yo le dije al entrenador, sáquelo así, yo quiero que se estrelle, que se dé duro y así fue, por allá fue a dar entre unas llantas y yo le pregunté que si estaba bien; el niño muy fuerte sacó su carro y me contestó: “no pasó nada papá” y yo dije, aquí está, ya le perdió el miedo”.

A los 45 días de haber ingresado, tomaron la decisión de ir a la primera competencia nacional, estando en punta el niño, los espectadores quedaron asombrados por la idoneidad de él para correr. Su primera valida fue elogiada y a sus padres le decían “un talento como esos puede haber muchos, pero es muy raro verlo, por favor siganlo apoyando, no lo suelten que el niño va a dar muy buenos resultados” y así, empezaron su aventura en el karting.

Frente a este proceso, el señor Romero expresa: “con mi esposa nos pusimos a la tarea de ver cuál era el talento innato que él tenía y vimos que tenía madera para el karting. Para mí ha sido una alegría completa, porque me gusta mucho el tema del automovilismo, la Fórmula 1, soy muy aficionado y me gusta mucho la velocidad y la adrenalina, yo creo que Thiago heredó eso de mi, ese feeling por las carreras”.

Algo que les ha dejado el deporte del karting a esta familia, es la disciplina, ellos afirman que han dejado de un lado las salidas los viernes, porque se deben acostar temprano para entrenar con ganas al dia siguiente, durante varias carreras en Bogotá, han tenido que pasar la osadía de la vía, haciendo viajes de más de 9 horas por la carretera alterna.

Aun así, ellos lo ven como un tiempo para pasar en familia y pulir sus habilidades de sobrepasar los obstáculos. “Cada cosa que se vive, los triunfos y las alegrías, porque no todo es ganar, lo han chocado, hemos perdido por fallas mecánicas y eso nos ha enseñado a valorar nuestro momento en familia” señala la señora Alejandra.

Thiago se encuentra cursando primer grado y tiene una personalidad espontánea, a pensar de que es un niño tímido para hablar con otras personas,  ama jugar con sus amigos del colegio y del karting, aunque a los segundos los ve como la competencia dentro de la pista y se va con toda encontra de ellos. Es un niño privilegiado por el apoyo y amor de sus padres.

Finalmente, su mamá tiene toda la fe puesta en él: “Yo veo a mi bebé en el futuro y lo veo grande, si ya me está haciendo sentir  la mamá más orgullosa del mundo, así de bebé, no me imagino cuando logre su sueño de ser campeón de Fórmula 1”.

Thiago es el campeón nacional de Vortex 2023 y líder del campeonato nacional Easykart 2023, triunfos que lo llevarán a competir en el mes de octubre fuera de Colombia, en el Mundial Easykart Italia 2023.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales