Un llanero es director (e.) de la Unidad Nacional de Víctimas

Después de Alan Jara, es el segundo llanero que llega al cargo de la dirección Nacional de Víctimas, esta vez como encargado.

El ingeniero industrial nacido en Villavicencio, Ramón Alberto Rodríguez Andrade, fue designado como Director Nacional de la Unidad de Víctimas, mientras es nombrada la persona que ocupará el cargo en el comienzo del gobierno del presidente Iván Duque.

Rodríguez es graduado de la Universidad Católica de Colombia, especialista en Proyectos de Desarrollo y Alta Dirección del Estado de la Escuela Superior de Administración Pública, Magister en Cooperación y Desarrollo sostenible del Instituto de Altos estudios Europeos.

Con experiencia en administración Pública, Docencia Universitaria, Gestión Integral de Calidad, planeación estratégica, gerencia de proyectos sociales, políticas pública y trabajo comunitario, este ingeniero se venía desempeñando como Director Técnico de Gestión Social y Humanitaria de la Unidad para la atención y Reparación Integral a las Víctimas.

En este cargo debía incidir en la política de Prevención, Protección y Garantías de no repetición, asegurando la atención inmediata y oportuna de las emergencias humanitarias derivadas del conflicto armado interno, además de todo el proceso de entrega de ayuda humanitaria de la población ya incluida en el registro de víctimas.

Como se recordará, en abril del 2016,  durante el gobierno Santos, en este mismo cargo fue  nombrado el exgobernador del Meta, Alan Jara Urzola, en reemplazo de Paula Gaviria. Luego casi de casi 16 meses en esta dirección, Jara tuvo que renunciar en medio del escándalo por la investigación que abrió la Fiscalía por el proyecto de Llanopetrol.