martes, 23 de julio de 2024
Particulares Pico y placa Martes 1 y 2

Una vida corriendo por el mundo


Una vida corriendo por el mundo 1
Foto: @sanmartin_93
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Por : Catalina Gallego

A sus 29 años, este deportista llanero ha conseguido preseas de oro en campeonatos mundiales y asistido a unos Juegos Olímpicos, entre otras.

Por estos días, Carlos Sanmartín salió de Cabuyaro, su tierra natal y municipio en el que vive toda su familia, para viajar a Bogotá y seguir preparándose para las próximas competencias de atletismo, el deporte que le ha permitido colgarse unas medallas y llegar hasta otros continentes representando a Colombia.

Desde niño, cuando estudiaba en San Juan de Arama en un internado, recuerda dos cosas: ser el primero en estar en la clase de atletismo y las vacaciones en Cabuyaro, con días de diversión en los que disfrutaba correr con sus amigos.

“Siempre me ha gustado el running, la carrera, y fue un sueño hecho realidad. Yo estudié en un internado de San Juan de Arama porque allá ha estudiado toda mi familia y fue donde me empezó a gustar la carrera, siempre tuve ese anhelo de correr”, contó el atleta de alto rendimiento.

Hace más de diez años, cuando se escuchaba el nombre de Katherine Ibargüen por todo el país, al quedar en el podio de atletismo en los Juego Olímpicos de Londres 2012 y lograr la primera presea para Colombia en la historia del atletismo olímpico, la atleta fue inspiración para que Santamaria diera el primer paso de correr cientos de kilómetros por todo el mundo.

“Yo decía que quería ser como Katherine, ella fue mi motivadora principal. Luego hubo otro atleta que me marcó muchísimo más y se convirtió en una de las personas con las que tengo una cercanía excepcional, él es William Rodríguez”, agregó.

Para octubre del 2014, en Villavicencio, Sanmartín participó en una de las carreras que organiza el club médico deportivo Bodytech, alcanzando el segundo puesto entre más de 500 atletas. Sin embargo, eso no fue todo lo que logró ese día, el cabuyarense corrió junto a William Rodríguez, su ídolo, quien ganó la carrera de los 10K.

“Durante la carrera que hizo Bodytech en Villavicencio, Antonio Vargas Canasto, un señor cazatalentos, se dio cuenta de mis habilidades, así que me apoyó y me brindó la oportunidad de empezar a buscar, a través del deporte, nuevas oportunidades de vida”, manifestó Sanmartín.

Fue hasta febrero de 2015 que inició en el deporte de alto rendimiento con la Liga de Atletismo del Meta; desde ese momento sus puertas han estado abiertas, pues sus habilidades, capacidades y compromiso con el deporte le han permitido representar a Colombia en todas las competencias del ciclo olímpico.

“Mis inicios en el deporte de alto rendimiento fueron a mis 22 años. He estado en todas las competencias del ciclo olímpico desde ese entonces y he podido representar a Colombia con orgullo en varias partes del mundo”, contó.

Ha sido doble campeón de los Juegos Bolivarianos; consiguió las preseas de plata en los Juegos Suramericanos 2019 y el mismo año durante los Panamericanos; también ha estado en campeonatos mundiales en Qatar y en Estados Unidos. Cada una de las competencias ha sido gratificante para él, sin embargo, la que califica él como indescriptible, fue estar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021.

“La mejor experiencia ha sido ir a los Juegos Olímpicos. Es el máximo evento del mundo, donde están los mejores y compartir con ellos, vivir en habitaciones iguales a las de ellos por unos días, es algo bonito y algo que nadie se lo va a quitar a uno”, expresó el atleta.

Aunque en su casa cuelga todas las preseas que ha conseguido durante los siete años, como cualquier otro deportista, Carlos también ha pasado momentos difíciles en su carrera. Hace pocos días, salió de una lesión que le impidió entrenar durante seis meses, sin embargo, su valentía hoy lo tiene en las pistas entrenando.

“Hay momentos difíciles, es un proceso de altibajos. Tuve una fractura en el peroné y gracias a Dios estoy bien. Son momentos complicados, pero siempre busco la manera de encontrar las soluciones”, dijo el cabuyarense, quien se siente afortunado al afrontar las dificultades en compañía de su familia: “afortunadamente no estoy solo, tengo una familia que me acompaña y todo eso hace que sea más llevadero”

En sus tiempos libres disfruta estar con su familia, nada se compara con la felicidad que siente al estar con ellos, principalmente con su hija de cuatro años, una pequeña a la que le inculca el amor por su tierra llanera, y por supuesto, por el deporte, aunque según él, ella tendrá la libertad de decidir lo que le guste hacer, siempre acompañada de su apoyo incondicional.

El atleta, de 29 años, entrena los siete días de la semana, incluso, su compromiso le permite entrenar dos veces al día. Cada día se esfuerza más por llevarse los primeros lugares. Actualmente, se prepara para las próximas competencias y su objetivo es clasificar a los Juegos Olímpicos de París en la prueba de 3.000 metros obstáculos.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales