Unidad de Búsqueda halla restos y fosas

En San Juanito se hallaron restos de una persona que podría haber sido militar.

La Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas –UBPD-, en desarrollo del Plan Regional de Búsqueda del Meta, recuperó en el Cementerio Municipal de San Juanito el cuerpo esqueletizado de una persona desaparecida, quien por los hallazgos iniciales podría haber pertenecido a las fuerzas militares.

Esta acción humanitaria de prospección y recuperación tuvo origen en una solicitud de la Alcaldía Municipal de San Juanito, que en agosto fue informada por parte de la Parroquia San Juan Bautista que administra el cementerio, del hallazgo de un cuerpo en una fosa donde no se tenía información de alguna inhumación o que existiera una sepultura.

Junto a las estructuras óseas el equipo de la dirección de Prospección, Recuperación e Identificación y de la territorial Villavicencio de la UBPD encontró restos de algunas insignias similares a las utilizadas por las fuerzas militares.

Lea también: Trasladarán el ETCR de La Macarena a El Doncello, en Caquetá

El cuerpo recuperado y los elementos encontrados en la fosa fueron entregados al Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses para su proceso de identificación.

El Plan Regional de Búsqueda del Meta pretende localizar 1.247 personas, cubrirá 26 de los 29 municipios del departamento y se encuentra en etapa de construcción con las familias buscadoras, víctimas, organizaciones de la sociedad civil y la academia.

De otra parte, la UBPD también informó que en Tauramena (Casanare), identificó tres puntos de interés forense que podrían corresponder a fosas clandestinas donde se encontrarían seis personas, entre civiles y combatientes, desaparecidas en el conflicto armado.

El Plan Regional de Búsqueda del suroccidente de Casanare -que está siendo construido junto a organizaciones, autoridades y entidades en el territorio- busca localizar a 1.128 personas desaparecidas entre 1974 y el 1 de diciembre de 2016 en los municipios de Aguazul, Chámeza, Monterrey, Recetor, Sabanalarga, Tauramena y Villanueva.

Le puede interesar: El Meta tiene nueva Mesa de Participación de Víctimas

La primera fosa fue ubicada a partir de una de las líneas de investigación del Plan Regional, que corresponde a personas civiles desaparecidas por grupos paramilitares entre los años 1997 y 2005. En ese lugar se presume habría estructuras óseas de dos personas de quienes no se volvió a tener noticia y cuyas familias han pedido el acompañamiento de la Unidad de Búsqueda.

La Unidad de Búsqueda localizó la segunda fosa en desarrollo de la línea de investigación de personas reclutadas ilícitamente por grupos guerrilleros en los años 80, en donde estaría inhumada una persona.

El tercer hallazgo, en donde habría tres cuerpos, corresponde a la línea de investigación de personas combatientes desaparecidas durante hostilidades en esta región, a finales de los años 80 e inicios de los 90.

Tauramena es el tercer municipio con más desapariciones en el departamento de Casanare, con un universo inicial de 218 personas desaparecidas. Desde que se estableció el equipo territorial de Yopal en 2020, la Unidad de Búsqueda ha mantenido una relación permanente con las autoridades municipales, las personas que buscan a sus seres queridos y las organizaciones acompañantes en la búsqueda.