miércoles, 22 de mayo de 2024
Particulares Pico y placa Miércoles 3 y 4

Villavicencio no está preparada para una catástrofe


Villavicencio no está preparada para una catástrofe 1
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Apenas 3.000 socorristas de la Defensa Civil, Cruz Roja y Bomberos podrían atender en forma inmediatas los casi 500.000 habitantes de la ciudad en caso de una catástrofe 

Antes de 1997 Villavicencio era catalogada como una ciudad con amenaza sísmica intermedia, pero luego de un estudio adelantado por  la Asociación de Ingeniería Sísmica en conjunto con la Universidad de los Andes e Ingeominas,  se determinó  que  la capital llanera estaba en zona de alta amenaza sísmica.

En la historia reciente, el Meta ha sentido en varios  sismos que no superan  los 4,5 grados en la escala de Richter.  El último, aunque no generó daños, se sintió el pasado 6  de febrero, y tuvo como epicentro  el municipio de Colombia (Huila), y  demostró  la alta susceptibilidad de la zona a los movimientos en masa.

De acuerdo con esto y frente  a la  amenaza de un  desastre natural los organismos encargados de la atención y prevención de emergencias advierten que la ciudad no está preparada (en personal y equipos) para reaccionar ante un suceso de grandes magnitudes como el ocurrido en el Eje Cafetero.

Eduardo Rozo, presidente de la Cruz Roja seccional Meta y Llanos Orientales, hizo énfasis en esta advertencia y recalcó que  la capital del Meta no está preparada para afrontar una catástrofe (terremoto, sismo o  inundación) de grandes proporciones. Sin embargo, destacó la labor hecha por los organismos de socorro durante el último sismo que sacudió  al Meta. “Luego de analizar este episodio, nos dimos cuenta que hubo una reacción controlada por parte de la ciudadanía y los organismos de socorro. Esto evidencia que han sido positivos los simulacros y que deben seguir realizándose en la capital del Meta”, señaló Eduardo Rozo.

El directivo explicó que  en la ciudad hay cerca de  3.432   unidades en los cuerpos de socorro, de estos  830  son  voluntarios de la Cruz Roja; 102  pertenecen al Cuerpo de Bomberos de Villavicencio y 2.500 a la Defensa Civil, que relacionados con el número de habitantes que tiene Villavicencio (500.000) no serían  suficientes para atender la demanda de heridos y afectados.

De la misma forma, agregó que la capacidad hospitalaria de Villavicencio sería insuficiente, pues debido a la crisis de salud que afronta la capital del Meta hay una sobreocupación del 250 por ciento en el Hospital Departamental de Villavicencio (en condiciones normales)  y las clínicas Martha y Meta trabajan  a media máquina.

“Esta situación sin duda es preocupante, pues estamos cortos en Hospitales de  alta complejidad. Ninguno de los municipios cercanos a Villavicencio tiene la capacidad de respuesta para atender una catástrofe como la que se dimensiona”, puntualizó  el presidente de la Cruz Roja seccional Meta.

Por su parte Nohora Yamile Jiménez Baquero, profesional del Eje Programático de Prevención de Desastres de la Alcaldía, hizo la misma apreciación en cuanto a que Villavicencio no está preparada en el área de la salud para afrontar una emergencia. 

La especialista explicó que si se llegara a presentar un sismo o un evento que comprometa a más de la mitad de población Villavicense, los organismos de socorro y en especial la red hospitalaria de la capital metense no estarían  en la capacidad de dar respuesta a la emergencia. 

En Villavicencio  hay 76 ambulancias, de estas solo 11 funcionan y pertenecen a la red de urgencias (pública). En cuanto a la atención médica la oferta también  sería escasa, pues en la ciudad solo hay 301 médicos especializados, 173 generales, 212 jefes de enfermeras y 416 auxiliares de enfermería laborando actualmente, esto sin contar los 200 que  hacen parte de la Cruz Roja y las entidades privadas.

Pero esto no es todo, en las 16 IPS que hay capital del Meta, hay dispuestas en total 787 camas para igual número de pacientes. Apenas 88 son pediátricas. Lo que evidencia que en una emergencia el personal médico y las infraestructuras dispuestas no darían a basto.

Por lo anterior, Jorge Díaz, Comandante de la Defensa Civil de Villavicencio, aseguró que si en materia hospitalaria habría complicaciones, en movilidad la situación no sería diferente ya que por el alto número de vehículos que hay en Villavicencio y la unanimidad en  vías de la ciudad, la movilización de los cuerpos de socorro sería imposible. “En caso de una emergencia el 70% de las vías de Villavicencio quedarían comprometidas. Igualmente las vía antigua a Bogotá,  Restrepo, Acacías y Puerto López colapsarían, haciendo imposible la entrada o salida de los ciudadanos”, comentó  Jorge Díaz.

 

 Protocolos y simulacros

 

Juan Carlos Guzmán, Jefe de la Oficina de Gestión del Riesgo, retificó que el municipio de Villavicencio no está preparado en este momento para atender articuladamente un caso de desastre, pues aún no se tienen claras las estrategias de respuesta y los protocolos de emergencia de la ciudad.

Explicó que desde el año pasado se ha capacitado a 40.000 personas en prevención y atención de desastres  mediante simulacros,  incluidos colegios y jardines de la ciudad,   con los que se busca que la ciudadanía tenga claro qué debe hacer en caso de una emergencia. “Este año viene una capacitación de más o menos 50.000 donde vamos a vinculas a las Juntas de Acción Comunal (JAC), colegios y gremios transportadores”, señaló Juan Carlos Guzmán.

El director de la Oficina de Gestión del Riesgo, indicó que se debe hacer un trabajo muy grande en materia de mitigación de riesgos para que la ciudadanía tenga clara cuáles son las rutas de evacuación que se deben tomar en caso de inundación, remoción en masa o incendios. “En sismos hasta ahora estamos preparando el protocolo de emergencias y es aquí donde decimos que no estamos preparados para atender una emergencia de esta magnitud”,  explicó el funcionario.

Así mismo, dijo que se han fortalecido los organismos de socorro y que la red hospitalaria de Villavicencio cuenta con un sistema de ambulancias que posiblemente les permitiría actuar en caso de una catástrofe. Sin embargo, dejó claro que la atención sería difícil ya que el 40 por ciento de la ciudad no cuenta con estructuras sismorresistentes.

Por su parte el teniente operativo del Cuerpo de Bomberos de Villavicencio, Fernando Martínez, recordó  que la  ciudad está ubicada  cerca a la falla geológica de la cordillera oriental y que por tanto está en constante amenaza de sufrir sismos y terremotos.  

 


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales