Villavo pierde ‘feeling’

Paradójicamente, pese a que hoy se respira un ambiente de seguridad, la capital del Meta ha perdido esas buenas condiciones para que las empresas puedan tener su sede en esta ciudad, según el estudio Doing Business.

Si bien Villavicencio ha mejorado algunas condiciones para que las empresas puedan tener su asiento aquí, aún debe corregir algunos índices si desea ser una mejor plaza para la inversión foránea.

Así se desprende del más reciente estudio Doing Business que fue presentado por la alcaldía y en el que la capital del Meta ocupó el puesto número 11 entre 32 capitales del país, cayendo seis puestos a comparación de la medición del año 2012. 

El Doing Business en Colombia actualiza los resultados de las últimas mediciones que se hicieron en 2012, 2010 y 2008, pero que en esta medición permitió actualizar las condiciones necesarias para hacer negocios, comparando las regulaciones empresariales de las ciudades donde se hizo el estudio.

El estudio mide las regulaciones que afectan el ciclo de vida de pequeñas y medianas empresas locales en cuatro áreas: apertura de una empresa, obtención de permisos de construcción, registro de propiedad y pago de impuestos. Los indicadores fueron seleccionados debido a que cubren áreas de competencia municipal o departamental.

En general la medición del Doing Bussines permite comparar las economías para determinar qué tanto facilitan hacer negocios, motiva a los gobiernos a reformar. Esta permite identificar los obstáculos que los gobiernos pueden subsanar y las oportunidades para replicar las buenas prácticas.

Por ejemplo, mientras la apertura de una empresa tenía una regular calificación en el 2012 al ocupar la posición 16, ahora en el 2017 está en la posición 14. La finalidad de este factor es cuantificar cuál es el tiempo, costo, capital mínimo requerido y trámites necesarios para poder abrir y operar una empresa; el marco legislativo que regula el proceso de apertura de empresas es común en todo el país.

Sin embrago, en materia de permisos de construcción cayó de la casilla 22, en el 2012, al  26 en el 2017. En este caso, el Doing Business mide el número de trámites, el tiempo y los costos que requiere una empresa del sector de la construcción para construir una bodega comercial y conectarla a los servicios de acueducto y alcantarillado —incluyendo los certificados e inspecciones necesarias antes, durante y después de la construcción.

“Villavicencio en esta materia permite la realización de 17 trámites, tres más que el promedio nacional, lo cual genera una utilización de 211 días en promedio para el cumplimiento del total de los pasos en el proceso, el promedio nacional en días se ubica en 173 días”, explica un documento de análisis de la Administración Municipal.

Para registrar las propiedades sí se tuvo una mejora importante que fue destacada por la Alcaldía de Villavicencio.

“Una mejora sustancial en la ciudad de Villavicencio se presentó gracias a las notarías, a través de la implementación de la Ventanilla única de Registro, la cual prestan servicios que facilitan los trámites de registro, garantizando el ahorro de trámites y tiempo para la consecución del registro de propiedad”, reza el informe ejecutivo presentado por la Alcaldía.