domingo, 21 de abril de 2024
Particulares Pico y placa : No aplica

Violencia contra la Policía, otra cara de la moneda


Violencia contra la Policía, otra cara de la moneda 1
JM
Jhon Moreno
  • Publicado en Mar 26, 2021
  • Sección Región

COMPARTE

Casi que todos los días se reportan casos de abuso policial e incluso hay grupos de Facebook donde se denuncian los casos, ¿pero qué pasa cuando el abuso es contra la Fuerza Pública?

En una vivienda del barrio Ciudadela, en San Martín, el pasado miércoles 24 de marzo se registró la captura de un hombre de 29 años de edad, quien, iracundo, agredió físicamente a un uniformando de la Policía, adscrito a la estación de ese municipio.

La única actuación que hizo el uniformado fue solicitarle un registro personal y sus documentos de identificación a la persona.

Esta persona, sin mediar palabra propinó un golpe a la altura del rostro del policial, lo que motivó su captura, siendo así, dejado a disposición de la Fiscalía 39 de San Martín, por el delito violencia contra servidor público.

Este es el más reciente caso de agresión contra un policía en el Meta, pero seguramente no será el último. En lo corrido del 2021 se han presentado al menos 12 casos en los que policías son agredidos por personas que la emprenden con violencia. El pasado 11 de marzo un patrullero perdió la mano en un procedimiento similar en Bogotá y uno más asesinado en esa misma capital.

El mal ejemplo cunde. En el 2020, a pesar de la pandemia, salieron heridos más de 34 policías en el departamento por este tipo de agresiones, mientras que Enel 20189 se habían presentado apenas 14 casos, de acuerdo a las cifras de la Dijín.

A pesar de lo reiterado del fenómeno de violencia, en los últimos tres años han sido capturados 61 personas, 12 de los cuales han sido este año. La mayoría recobró la libertad a los pocos días.

También son conocidos los casos en los que los delincuentes atacan a piedra a las autoridades cuando realizan controles operativos en sectores como Brisas del Guatiquía, en Villavicencio, haciendo de estas zonas casi emporios infranqueables.

Pero ¿por qué viene en aumento la intolerancia hacia la Policía?

“Esa intolerancia hacia la Policía es falta de cultura ciudadana y de educación. Estamos instituidos para hacer cumplir las normas y en ocasiones a nuestros ciudadanos no les gusta cumplir las normas y menos que alguien les diga cómo es que tienen que cumplir la norma, por eso es que se presenta esta situación y esta intolerancia”, dice el coronel Oscar Daza, comandante del Departamento de Policía Meta.

Algo similar analizan algunos sociólogos consultados por Periódico del Meta, ya que, aseguran, hay una ausencia general de respeto por las normas y también por lo que significa quien intente hacerlas cumplir. “No solo por la Policía sino la Fuerza Pública o la justicia”.

“Cuando a una persona le exigen respetar las leyes de convivencia generalmente es agredido física o verbalmente. Inténtelo usted cuando le dice a otro que no bote basura en la calle o que no desperdicie el agua o a un vecino que le baje el volumen a la música”, dice la socióloga Alexandra España de la Universidad Javeriana.

Es una situación compleja y más de fondo de lo que se cree porque desde la educación en los hogares no se enseña a respetar a quienes portan los uniformes de la autoridad, y parecen no reconocerla como tal. Es más, cuando se hace quedar en ridículo a quienes ostentan la autoridad, lo hacen parecer una hazaña.

“Debemos decir que el respeto se ha perdido porque en el imaginario colectivo se cree que la autoridad no la merece la Institución al haber casos reiterativos de corrupción o abusos policiales. Esto también está ligado con que por lo general no existen sanciones ejemplarizantes cuando es el policía el atacado”, dice Oswaldo Martínez, analista de seguridad ciudadana.

Martínez y España coinciden en decir que esas mismas razones de esa pérdida de respeto por la autoridad o por quienes ostentan el poder aplica para los alcaldes, gobernadores, el presidente o los congresistas, incluso quienes tienen un cargo religioso.

“Las Instituciones, así como la Policía Nacional está es para servir a nuestra ciudadanía es decir que cualquier situación que nosotros lleguemos a atender es para atender el llamado de la ciudadanía no llegamos a enfrentarnos con los ciudadanos; nuestros ciudadanos deberían respetar sus instituciones, en este caso a la Policía Nacional porque está constituida para hacer cumplir las normas y tener una buena convivencia ciudadana”, dijo el coronel Daza.

En el artículo 429 del Código Penal indica que el que ejerza violencia contra servidor público, por razón de sus funciones o para obligarlo a ejecutar u omitir algún acto propio de su cargo o a realizar uno contrario a sus deberes oficiales, incurrirá en prisión de cuatro a ocho años.


JM
Jhon Moreno

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales