‘Yo no como de miedo’ afirma Contralor Departamental

Llanero, nacido en el barrio Villa Julia de Villavicencio, abogado de la Universidad Cooperativa, con especialización en derecho administrativo con maestría de la Universidad Externado y con ganas de empezar a hacer un doctorado, Carlos Alberto López (C.L), el nuevo Contralor Departamental del Meta, se considera a sí mismo un hombre muy disciplinado y estricto.

Su primer cargo, recuerda, fue como presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio durante ocho años, y luego ha pasado por muchos, entre los que más se recuerdan
son director de la Cámara de Comercio de Villavicencio, docente universitario y más recientemente juez de la República.

La función del Contralor Departamental es velar por la ejecución de los dineros públicos,
provenientes de Sistema General de Participación (SGP) y recursos propios en 28 municipios del Meta y sus entes descentralizados; no vigila dineros de regalías que son la
de Contraloría General.

Periódico del Meta (PDM) dialogó con él para conocer sus expectativas frente a este cargo, la manera en que tendrá independencia en el cargo y la forma en que cuidará los dineros públicos en una entidad que no tiene muchos recursos.

Lea también: Los nuevos retos de la Secretaría de Control Físico

PDM: ¿Cuál será su marca personal en la Contraloría Departamental?
C.L.: Habrá un control fiscal de calidad, con independencia y de cara a la comunidad, seremos independientes. Las actuaciones serán impecables pero las decisiones serán
implacables.

PDM: ¿Cómo lograrlo en un departamento con tantos intereses políticos?
C.L.: La elección mía es un mensaje claro de independencia. Me eligieron de una terna, consecuencia de una convocatoria pública que se dio bajo los postulados del nuevo marco normativo. Fui tercer puesto en puntaje y llegué al cargo por voluntad de Dios.

PDM: ¿Le tocó hacer lobby de su nombre?
C.L.: No, nada de eso. Fui muy inquieto, soy cansón y exigente. Reclamé una mala puntuación por mi experiencia laboral y la Universidad Distrital la tuvo en cuenta. Es
claramente meritocracia.

PDM: Dicen que convocatoria llanera donde no esté Carlos López no es convocatoria. ¿Por qué se postula a tantos cargos?
C.L.: Presentarse a convocatorias públicas es una manera de foguearse como profesional, pero además es una excelente manera de tener una posibilidad laboral. Yo hago uso de mi derecho, como cualquier ciudadano, a aspirar a mejores cargos y mejores asignaciones
salariales. En esta ocasión, después de tantos intentos, se logró una.

PDM: ¿Es decir que como juez no es que se gane mucho?
C.L.: El ser humano siempre busca avanzar, progresar. En la rama judicial tenía una vinculación en provisionalidad y en la Contraloría será de periodo constitucional y para la hoja de vida servirá mucho.

PDM: Pero será solo por dos años…
C.L.: Sí. Esta es la única vez que se hará elección por dos años (2020-2021) para ajustar los periodos de los contralores en todo el país, así lo ordena el Acto Legislativo 04 del 2019. Es un periodo de transición para ajustar el control fiscal y que sea más efectivo. Yo estaba seguro que esta vez sí podía ganar el concurso.

PDM: ¿Qué le hizo pensar eso?
C.L.: Por los requisitos con los cuales se estaba haciendo la convocatoria. Cuando se dan todas las garantías para participar, uno está tranquilo, pero hay entidades como Cormacarena en donde no hay formas de saber cómo medir requisitos.

PDM: Se presentó a Cormacarena, ¿a dónde más se postuló?
C.L.: Estoy ternado para director del Instituto de Bienestar Familiar, se me olvidó inscribirme para director de la ESAP y estoy concursando para magistrado, que será un
proceso largo.

Lea también: “Chirajara no se cayó por un error de diseño”: Gisaico

PDM: ¿Le servirá la experiencia en la Cámara de Comercio?
C.L.: Todos los ciclos de mi vida me han fortalecido para llegar a este cargo, en especial ser juez de la República por más de tres años.

PDM: ¿A las Contralorías les hace falta herramientas?
C.L.: Les falta infraestructura física y planta de personal para cumplir a cabalidad y responder a las demandas que las comunidades reclaman, frente al manejo de recursos.

PDM: ¿Entonces cómo cumplir con las funciones?
C.L.: Ese es un buen debate. Por ejemplo, en estos momentos no tenemos dinero para funcionar porque dependemos del departamento del Meta para que nos gire los recursos. Ahorita funciona con lo poco que hay. Creo que eso debe ser sujeto de modificación en la
normativa, para generar un grado de independencia.

PDM: ¿Entonces cómo generar independencia?
C.L.: Las actuaciones y las decisiones son independientes., Los comportamientos deben estar ajustados a derecho, quien se salga de ese marco, deberá responder.

PDM: El contralor tiene muchas tentaciones…
C.L.: Ese no será mi interés, por eso vivo tranquilo, sin deberle nada a nadie. Sé que recibiré ataques por muchas partes, pero yo no como de miedo, ni de cargo, ni de plata. Aquí vine a hacer una actuación impecable, por eso es que me da tranquilidad presentarme a todos los cargos públicos con la frente en alto.

PDM: ¿Es decir que seguirá presentándose a convocatorias?
C.L.: Claro, me seguirán viendo. Se trata de acceder a un empleo como cualquier otro ciudadano.

PDM: ¿Qué piensa de la corrupción en el Meta?
C.L.: El tema de la corrupción está en el ser humano, combatirlo no es crear más normas. La lucha es utópica pero no imposible, pero se debe generar un cambio cultural donde se entienda que los recursos públicos son sagrados. Eso debe cambiar.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter