La maldición del ‘admirador’ Matapalo

Por Yessica Salgado| Especial Periódico del Meta

La diputada Ximena Calderón (Partido Liberal) citó al director del Instituto de Turismo del Meta (ITM), Gustavo Adolfo Jiménez, a rendir cuentas sobre el proyecto Torre Mirador Matapalo, obra que inició su construcción en 2015 y aún no ha sido puesta en funcionamiento pese a que ya terminó su construcción y fue inaugurada por la exgobernadora, Marcela Amaya.

El martes pasado, el director del Instituto de Turismo del Meta (ITM) llegó al recinto de la Duma para rendir cuentas, pero su exposición no convenció a los asambleistas que le propusieron una moción de censura en su contra.

Aunque jurídicamente está en duda que se le pueda aplicar la moción, lo cierto es que al directivo no le fue nada bien el en debate de control político al que lo citó la diputada, quien aseguró que sus respuestas no resolvieron los interrogantes planteados por la duma
departamental, y al contrario generaron más cuestionamientos.

El debate arrancó con la intervención del director del ITM, quien explicó el proyecto Torre Mirador Matapalo. De acuerdo con el directivo, la obra se aprobó el 18 de junio de 2015, a través del Órgano Colegiado de Administración y Decisión (Ocad), y su construcción
inició el 29 de diciembre del mismo año, en el gobierno de Alan Jara. Como ejecutor de la obra fue designado el ITM.

Acto seguido, el director del ITM señaló que la fecha de terminación de la obra, que costó $16.568 millones, fue el 26 de marzo de 2019. No obstante, el proyecto completa cuatro años en ejecución y hasta ahora está en proceso de liquidación, tema por el que fue cuestionado previamente Gustavo Jiménez.

Lea también: Apertura del Mirador Matapalo en proceso

En su defensa, el director del ITM dijo que “tenemos un acta de terminación que de acuerdo a la interventoría y la supervisión, fue entregada al Instituto de Turismo el 24 de diciembre de 2019”.

En relación a las demoras para la entrega y puesta en funcionamiento de la Torre Mirador Matapalo, el directivo señaló que hubo dificultades en lo que tiene que ver con la fase de alistamiento, pues la implantación en el terreno no fue fácil. También precisó que la reubicación de los puestos de artesanías y comerciantes del municipio, ubicados en los alrededores de la obra, tomó un tiempo aproximado de cinco meses, lo que generó retrasos
en el cronograma de trabajo.

De igual manera, dijo que se presentaron dificultades con la licencia ambiental de la obra, y los materiales, pues la entrega se vio afectada por la restricción de vehículos de carga tras un paro nacional. Otra de las dificultades que expuso Jiménez, y que generaron retrasos en la obra, fue la liquidación de una empresa contratista de Puerto López, que generó un paro en la mano de obra de 60 días.

Sobre las razones por las cuales el mirador no está en funcionamiento, el director del ITM explicó que el proyecto pasó por dos procesos: el primero, ejecución y construcción, etapas que ya se cumplieron.  La segunda, el funcionamiento y la operación, que se deben hacer
tras un proceso con el municipio de Puerto López.

“La Torre Mirador Matapalo está construida en un terreno del municipio de Puerto López. Es un bien fiscal que pertenece el municipio de Puerto López, y nosotros como ITM y Gobernación, que hicimos esa ejecución de la obra, tenemos que recibir, liquidar y entregar
al municipio de Puerto López. Esto no quiere decir que estuviéramos esperando el momento de liquidar, y recibir para tomar acciones de cómo iba a ser la operación y la puesta en funcionamiento de la obra”, indicó Jiménez durante su intervención ante la Asamblea.

Lea también: Así avanza la construcción de la Torre Mirador Matapalo en Puerto López

Tras exponer las dificultades que ha tenido el proyecto, Jiménez dio a conocer alternativas que se han planteado para garantizar la operación de la Torre Mirador Matapalo.

La primera, que la Alcaldía del municipio dentro de su ejercicio administrativo tenga la posibilidad de operar la torre. La segunda, que en concurrencia con la Gobernación, el ITM ejerza una operación similar a la que se realiza en los diferentes parques del departamento. La tercera, y que considera más viable el director del ITM, es la de arrendamiento, concesión, un convenio interadministrativo o APP.

A su turno, la diputada Ximena Calderón, quien citó el debate, aportó algunos hallazgos realizados a la obra Torre Mirador Matapalo. Según la diputada, esta obra tiene un costo de más de 20.000 millones de pesos, ya que al contrato hay que adicionarle $1.185 millones para adecuar el sistema de iluminación automatizada. A eso se suman los recursos de la interventoría y adición de la misma, que está dentro de la realización de este contrato.

Así mismo, la diputada del partido Liberal señaló que en este contrato hay 6.000 millones de pesos provenientes de la estampilla proturismo y cuestionó que en 45 días, como lo señaló Carlos Julio Gutiérrez, alcalde de Puerto López, se pueda poner en funcionamiento esta infraestructura.

“Usted nos habla de 45 días, pero por vigencias expiradas y las reservas vencidas del año 2019 tendrá que incorporarse cerca de 2.000 millones de pesos y vendrá al trámite
a la Asamblea. Hay que revisar si hay doble tributación por la incorporación de los recursos”, indicó la diputada Calderón.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter