Conmoción en San Martín por crimen de una niña

En las calles de San Martín, se hablaba de este nuevo crimen que enlutó a la población.

Un nuevo caso de violencia contra niños se presentó este sábado en el Meta. Esta vez, la víctima fue una menor de 13 años.

La joven, que había desaparecido la noche del viernes en el barrio Algarrobo del municipio de San Martín, fue hallada sin vida hacia las 12:10 de la tarde de este sábado en un lote de esa localidad.

La inspección técnica del cadáver fue realizada por la Seccional de Investigación Criminal (Sijin).

A esta hora, expertos forenses adelantan labores para identificar las causas de la muerte.
Adicionalmente, la Policía Nacional dispuso de un grupo especializado de inteligencia e investigación criminal, para dar con el paradero del responsable de este hecho, que enluta una vez más a una familia llanera.

Este caso se suma al de otros 3.668 niños que fueron violentados solo entre enero y mayo de este año en el país. De estos menores, 138 fueron víctimas de violencia sexual o maltrato en Villavicencio, y cuatro fueron asesinados en el Meta. Con el caso de San Martín ya son cinco los menores asesinados.

Le interesa leer ‘Infierno secreto’ para los menores de edad en zonas rurales

Tras conocer estos hechos, la Gobernadora del Meta, Marcela Amaya, rechazó enérgicamente este nuevo caso de violencia contra los niños.

«Lamentamos profundamente este nuevo acto de violencia cometido en contra de nuestros niños, niñas y adolescentes. La vida es un derecho fundamental de todos los metenses, y la paz un patrimonio del departamento. Confiamos en que las autoridades identifiquen en la mayor brevedad posible a los responsables de este atroz y repudiable hecho que hoy enluta al Meta. Toda nuestra solidaridad con los familiares y amigos de la víctima», expresó la gobernadora Marcela Amaya.

En este contexto, la mandataria llanera volvió a solicitarle enérgicamente al Gobierno Nacional emprender de manera inmediata una cruzada legislativa que castigue con cadena perpetua a los asesinos y violadores de niños, niñas y adolescentes en el país, y recordó que el departamento del Meta ya vivió una situación similar de tristeza y asombro en noviembre y enero pasados, cuando se conocieron los homicidios de las niñas Angie Lorena Nieto, en Barranca de Upía, y Érika Tatiana González, en Mapiripán.

 

Publicidad