Déficit de $12.000 millones por cierre de la vía al Llano

Aunque las cifras no han sido discriminadas por sectores, se habla de una afectación de
12.000 millones de pesos en el presupuesto anual del departamento, debido a la crisis
que generó el colapso de la carretera Bogotá-Villavicencio.

 

La crisis de la vía al Llano, además de afectar la productividad, competitividad y aumentar
los costos logísticos, según han informado los gremios empresariales de la región, también
afectó el presupuesto anual del departamento del Meta. Así lo dio a conocer la
gobernadora del Meta, Marcela Amaya, en el II Foro técnico ‘Corredor vial Bogotá-
Villavicencio’, que se llevó a cabo la semana pasada en la Unimeta.

A la fecha, el departamento tiene un déficit de 12.000 millones de pesos, lo que significa
que las rentas proyectas para la vigencia de 2019 no se recaudaron. El departamento
cuenta con tres fuentes de financiación para sus inversiones y funcionamiento: recursos
de regalías, trasferencias de la Nación, y las rentas departamentales, es decir los recursos
propios.

La Secretaría de Hacienda estima que, a partir del cierre de la vía Bogotá-Villavicencio, las
rentas propias del impuesto de consumo de cerveza, licores, cigarrillos, de vehículos
automotores, e impuestos de registro predial, disminuyeron en un 80%.

“Por ejemplo, la renta de la cerveza proyectaba un recaudo de $7.000 millones en los tres
últimos meses, este dinero apalancaría recreación y deporte, salud, y libre destinación
para inversión social, de la misma manera con el resto de licores y cigarrillo”, explicó
María Consuelo Rodríguez, secretaria de Hacienda del departamento.

Resultado de imagen para maria consuelo rodriguez

Por otro lado, se han aplazado inversiones por el valor de $46.000 millones, la Cámara
Colombiana de la Construcción (Camacol), ratificó que el cierre de la vía afectó de manera
importante el promedio de venta mensual de bienes.

En este sentido, la administración departamental tomó como medidas modificar las fechas
del pago de impuestos vehiculares hasta el 30 de noviembre, y aplazar el 50% de las
inversiones que estaban programadas para este año, como lo estipulaba el plan de
desarrollo.

El cierre de la vía y la incertidumbre generada por las continuas afectaciones en el
corredor vial, también ha generado pérdidas en el sector turístico, el área de mayor crecimiento en los últimos años, donde las reservas han caído en un 90%. La Veeduría de
la vía al Llano reportó pérdidas a la fecha de $85.500 millones.

El gerente de la Asociación Nacional de Empresario de Colombia, y presidente de la
subcomisión del área de competitividad en el área agroindustrial se refirió a la dificultad
para calcular el impacto económico para el sector privado, por eso a través de cinco
empresas agroindustriales del Meta realizaron el cálculo aproximado en la disminución de
ingresos de 13.510 millones de pesos en los dos últimos meses, además, sobrecostos en
rubros de transporte, viáticos, servicios extras que significan 10.500 millones de pesos.

La competitividad del Meta se ve reducida e impactada negativamente en un 27,4%,
según el Índice departamental de Competitividad: “el 70% de los productos se movilizan
por tierra, con el cierre de la vía se ha afectado sustancialmente la economía, desde la del finquero, hasta la del gran empresario”, afirmó Francisco Andrade, presidente de la subcomisión del área de competitividad.

Según el director de Cadenas Productivas del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural,
Andrés Silva, la producción cayó un 18% después del cierre de la vía, efecto que está
teniendo sobre el abastecimiento, el incremento de los precios y la disponibilidad de
alimentos.

Esa misma razón obligó al sector gremial y a la Gobernación del Meta a adelantar la
construcción de un proyecto de ley que pretende generar medidas transitorias a nivel
tributario, para mitigar la crisis económica que atraviesa el departamento por el cierre de
la vía al Llano, desde el pasado 14 de junio por derrumbes a la altura del kilómetro 58,
esta iniciativa se construye con objetivo de que hoy las empresas queden exentas de
varios impuestos, un proyecto de ley que permite generar incentivos tributarios, y de esta
manera reactivar la economía del departamento desde los diferentes sectores: ganadero,
agrícola, industrial y turístico.

“Necesitamos tener unas medidas tributarias transitorias que nos ayuden a recuperar la
economía y la confianza en la región de los llanos a través de estrategias que brinden
soluciones no solo temporales sino permanentes en el tiempo”, dijo la Gobernadora del
Meta, Marcela Amaya.

Por Paula Castañeda.