miércoles, 28 de febrero de 2024
Particulares Pico y placa Miércoles 3 y 4

¿Aparecieron las llaves? | Editorial


¿Aparecieron las llaves? | Editorial 1
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Pasaron siete meses de intervención de Bioenergy para que el agente liquidador, Rubén Darío Lizarralde, convocara a una rueda de prensa y explicara, sin temas vedados, la situación de la empresa.

Los lectores de nuestras versiones digitales podrán encontrar la entrevista que concedió a Periódico del Meta, pero creemos que después de la aparición del gerente interventor, nos deben quedar claras dos cosas: primero, que la empresa no será liquidada sino vendida y segundo, que algunas personas en Ecopetrol tendrán que responder por el millonario desfalco que “se calentó” por más de 6 años en la construcción de la planta de etanol.

Le recomendamos: Editorial | Desde lo local

Frente a lo primero, posiblemente una empresa multinacional centroamericana, dedicada a la agroindustria, será quien asuma los millonarios compromisos con los acreedores y se quede con una moderna estructura industrial para la producción de alcohol carburante. Bastaron solo siete meses para que un interventor reorganizara y literalmente “subiera el taco” para prender y empezar a producir a Bioenergy, algo que no fue capaz de hacer el personal “especializado” contratado por Ecopetrol.

La empresa prácticamente se depreció en un 100 por ciento mientras fue filial de la estatal petrolera; Lizarralde fue claro en decir que “al llegar (a liquidar la empresa) encontré unos estados financieros que me parecieron rarísimos”, y que aún no entiende cómo dejaron devaluar la empresa al nivel que la halló.

Lea también: Editorial / Manos rojas

Estamos seguros, y este es el segundo punto, que la cuerda se romperá por lo más delgado, que en este caso son los 12 miembros de la junta directiva de Bioenergy que, con sueldos astronómicos, fueron incapaces de poner a producir una planta que lo tenía todo para ser la principal productora de alcohol carburante del país; a ellos ya los ronda la Contraloría.

Sin embargo, algo tendrán que decir Javier Gutiérrez, Juan Carlos Echeverry y Felipe Bayón, quienes como presidentes de Ecopetrol desde el 2007 tuvieron en sus manos el proyecto, control y desarrollo de un negocio que sí era estratégico para esa empresa, únicos en el mercado, comercialización asegurada, punta de lanza en la transición hacia energías renovables de la petrolera pero terminó siendo un descalabro peor que Reficar.

Un dato que se supo hace poco: la investigación contra los directivos de Ecopetrol y su responsabilidad en las decisiones de Bioenergy, terminó siendo engavetada por el exfiscal anticorrupción Gustavo Moreno, hoy preso por corrupción. Durante años impidió que las indagaciones avanzaran; hoy sabemos que esas determinaciones tenían un millonario costo.

Así que no, aún no aparecen las llaves.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales