Arquidiócesis de Villavicencio niega allanamiento a oficina de monseñor

Ante rumores de "allanamiento" a la oficina de Monseñor Urbina, la Iglesia dice que ha colaborado con las investigaciones. Foto tomada de El Espectador.

Tras la revelación este martes por parte de Caracol Radio que no serían 19 sino 36 el número de sacerdotes involucrados en la supuesta red de pederastia en Villavicencio, la Arquidiócesis de esta capital negó que la oficina de Monseñor Oscar Urbina hubiera sido allanada por la Fiscalía, en medio de la investigación que adelanta.

Como lo informó periodicodelmeta.com el pasado 3 de abril un grupo de 19 sacerdotes de  iglesias de Villavicencio, San José del Guaviare y otros municipios, fueron desvinculados por, al parecer, hacer parte de una red de pederastas.

Lea aquí: Suspenden a sacerdotes en el Meta por supuestos nexos con red de pedofilia

«La Arquidiócesis reitera su compromiso de colaborar con las autoridades en los
requerimientos que a bien tenga y sujetos a las normativas vigentes en la ley.
Por ello, el miércoles 06 de abril (sic) colaboró con una diligencia judicial, que en
ningún momento podría considerarse un allanamiento», sostuvo en un comunicado la Iglesia.

La aclaración del organismo eclesial surgió luego de que el informe radial se dijera que «este lunes de Pascua (es decir el pasado 13 de abril), la Fiscalía de Villavicencio llegó por sorpresa a las oficinas de la Arquidiócesis de esa ciudad e incautó el Archivo Secreto, en el que reposan la trayectoria y las denuncias contra los sacerdotes de esa arquidiócesis».

Aunque en el comunicado la autoridad católica no menciona si hay más sacerdotes implicados como lo dijo Caracol, dice que «la Arquidiócesis a través de la Comisión de Protección de Menores y Personas Vulnerables informó del caso a la Fiscalía General de la Nación el viernes 6 de marzo del año en curso (…) y que la Arquidiócesis suspendió como medida cautelar el 16 de marzo de 2020 a los sacerdotes implicados en la denuncia de la supuesta víctima».

Según las fuentes consultadas por Caracol Radio, la víctima que denunció los abusos dijo que desde los 13 años había sido violado por diferentes sacerdotes e incluso fue testigo de fiestas con droga, licor y sexo dentro de templos.

Hasta ahora ninguna fuente de la Fiscalía se ha pronunciado de manera oficial sobre este caso pero se sabe que las investigaciones avanzan rápidamente.

Periodicodelmeta.com tiene la lista de los sacerdotes implicados pero se abstiene de revelarlos, así como las parroquias donde oficiaban sus actividades religiosas, hasta tanto haya un pronunciamiento jurídico, sin embargo cuatro curas de quienes aparecen en dicha lista de sospechosos ya han muerto, dos de ellos asesinados.