Jurisdicción indígena investigaría doble asesinato en resguardo de Puerto Gaitán

El doble crimen podría haber sido producto del consumo de licor.

El comando de Policía Meta confirmó en la mañana de este sábado que el pasado 31 de diciembre se registró el asesinato de  dos personas en zona del resguardo indígena El Tigre, de la comunidad Sikuani, ubicado en la vereda San Antonio, en área rural de Puerto Gaitán.

Las primeras informaciones que se conocieron indican que sobre las ocho de la noche del 31 de diciembre, un menor de edad identificado como Esneyder Amaya León, de 16 años de edad, en un acto de intolerancia en una riña, al parecer por el volumen de un equipo de sonido, asesinó de una puñalada al profesor Gerardo León, de 24 años de edad.

Lea también: Riñas por alto volumen, principal causa de atenciones de la Policía

Los hecho ocurrieron en la casa de una persona identificada como Gerardo Rueda, miembro de la comunidad y en donde departían. Esta persona, al ver el crimen, en retaliación, al parecer amarra al menor a una motocicleta y lo tortura arrastrándolo por varios minutos frente a la comunidad, le corta la lengua y finalmente lo asesina con arma blanca.

Lo hechos fueron relatados por algunos testigos porque como lo indicó el comando de Policía Meta, «el líder de esta comunidad manifestó que la jurisdicción especial indígena asumirá de acuerdo a sus tradiciones ancestrales, las acciones correspondientes para esclarecer este hecho».

Los cuerpos serán enterrados en el resguardo, dijeron algunas fuentes.

Agregó la Policía en un comunicado que «una vez conocido este suceso, el Departamento de Policía Meta tomó contacto con el Gobernador del resguardo indígena, con el propósito de realizar los actos urgentes y la inspección técnica a cadáver».

Otra fuente oficial, que prefirió no dar su nombre, ratificó que la comunidad no permitió el ingreso de la Policía Judicial para realizar la inspección a los cadáveres, «así mismo se acogen a su jurisdicción especial como indígenas y el cuerpo será enterrado en su resguardo».

Fecode, a través de su cuenta de Twitter dijo que «denunciamos y repudiamos el asesinato del compañero etnoeducador, líder social y defensor de Derechos Humanos, Gerardo León, ocurrido ayer en Puerto Gaitán, Meta. Exigimos garantías por parte del Estado para que en este año no continúe la ola de violencia contra los docentes».

Le interesa leer: Meta y Guaviare, con mayor probabilidad de afectación a líderes sociales

Sin embargo otras voces sostuvieron en Puerto Gaitán que el hecho no tuvo nada que ver con la actividad del educador, y ratificaron las versiones de la Policía en torno a que se trató de un crimen por el consumo de licor.

La alcaldía de Puerto Gaitán emitió un comunicado en el que ratifica la versión de la Policía Nacional, y además precisa que «la víctima es un indígena identificado como Gerardo León quién se desempeñaba como docente en el municipio de Puerto Gaitán y a quién no se le conocían actividades como líder social y defensor de Derechos Humanos».

La administración también reconfirmó que tras el asesinato del profesor, y ante el intento de fuga del menor «miembros de la comunidad indígena lo agredieron (al victimario menor de edad) con elementos contundentes y un arma de fuego ocasionándole también la muerte».

Aseguró que la comunidad indígena del resguardo El Tigre no ha permitido el ingreso de la fuerza pública ni de las autoridades judiciales para que se puedan adelantar las correspondientes labores de investigación y levantamiento de los cadáveres «argumentando que están aplicando su jurisdicción especial y el artículo 246 de la Constitución Política de Colombia».

Al tiempo que  lamentó profundamente los hechos ocurridos, la alcaldía hizo una invitación  a generar ambientes de tolerancia y convivencia ciudadana y resolver las diferencias mediante el diálogo.