Buen ambiente para reformar Sistema General de Regalías

La directora Gloria Alonso ha notado buen ambiente para trabajar en la reforma al SGR.

El objetivo de este proyecto es fortalecer la participación de las entidades territoriales beneficiarias de las asignaciones directas, manteniendo la inversión en las regiones no productoras.

La Plenaria de la Cámara de Representantes le dio trámite, en segundo debate, al proyecto de acto legislativo que reforma el Sistema General de Regalías para fortalecer la participación de las entidades territoriales beneficiarias de las asignaciones directas, manteniendo la inversión en las regiones no productoras.

Lea: Alertan por semilla de arroz pirata

La Directora del Departamento Nacional de Planeación, Gloria Alonso, manifestó que esta iniciativa ajusta el funcionamiento y operación del Sistema General de Regalías para hacer más ágil y eficiente la ejecución de los recursos, permitiendo que se conviertan en obras y beneficios para las regiones.

Este proyecto debe ser tramitado en  ocho debates en el Congreso de la República por ser una modificación a la Constitución Política de Colombia, explicó Alonso, al destacar que «con la modificación todos los departamentos y municipios seguirán recibiendo regalías porque los recursos adicionales para las entidades territoriales productoras saldrán de la asignación de ahorro y funcionamiento. Con esta decisión el Gobierno del Presidente Duque le está cumpliendo a todas las regiones» .

Le puede interesar: Meta, escenario de líderes amenazados

La propuesta del Gobierno Nacional se trabajó conjuntamente con varios partidos como Cambio Radical, Centro Democrático, Partido Conservador, Partido Liberal, Colombia Justa y Libre, el partido de la U, entre otros.

Por su parte, la gobernadora Marcela Amaya se reunió el pasado lunes en Bogotá con demás mandatarios departamentales en el Departamento Nacional de Planeación (DNP) y la directora, Gloria Alonso.

Durante este encuentro, la mandataria llanera participó en la socialización del informe de ponencia que llevó a que se aprobara en segundo debate en Cámara de Representantes, el proyecto por el cual se modifica artículo 361 de la constitución Sistema General de Regalías (SGR).

El acto legislativo que mejora la distribución de regalías directas para entidades territoriales productoras, y ahora pasa a Senado.

Los mandatarios ratificaron al Gobierno Nacional, su interés en que la reforma al SGR continúe favoreciendo a las regiones, y agregaron que se acuerda el aumento de inversión en departamentos productores, sin afectar los recursos de los no productores.

Los gobernadores además insistieron en la distribución equitativa de los recursos de regalías sin afectar a los departamentos no productores, y sin impactar proyectos de inversión.

El exministro de Minas y experto en hidrocarburos, Almikar Acosta, también opina igual a Marcela Amaya y afirma que “al Gobierno y al Congreso de la República se les fue la mano con esa reforma en desmedro de las regiones productoras”.

“Al hacer cuentas y sopesar los costos y los beneficios de la actividad extractiva en sus territorios se concluye fácilmente que son más los costos sociales y ambientales que les acarrea que los beneficios que les reporta. La proliferación de consultas populares y el activismo judicial, del cual se deriva la falta de seguridad jurídica, que se origina en la aversión en las regiones por la actividad extractiva en sus territorios, se ciernen como las mayores amenazas a la misma”, dice Acosta en reciente entrevista al periódico El Nuevo Siglo.

En el mismo, afirma que el nuevo régimen simplificará el engorroso OCAD, cuyo trámite se hacía tedioso.

Claro que advirtió que “sería partidario de que la participación para los productores sea mayor, pero entiendo que la política es el arte de lo posible y los no productores son más y están sobrerrepresentados en el Congreso, que es el que aprobaría el proyecto. Por ello, propongo que el incremento de la participación de los productores en el Sistema General de Regalías se complemente con la estrategia de obras por impuestos. Lo cierto es que, si no se mejora la participación de los productores, se compromete la viabilidad de los proyectos y ello repercutiría en menos regalías para unos y otros”.

El nuevo SGR omitiría, por ejemplo, el poder de veto que tiene actualmente el Gobierno Nacional, el cual es considerado violatorio de la autonomía territorial desacata un fallo de la Corte Constitucional al respecto.

Publicidad