domingo, 26 de mayo de 2024
Particulares Pico y placa : No aplica

Cabalgatas: entre la tradición y el cuidado animal


Cabalgatas: entre la tradición y el cuidado animal 1
La discusión sobre las cabalgatas destaca la necesidad de encontrar un equilibrio entre el respeto por la cultura y la sensibilidad hacia los animales.
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Debido a la cabalgata que realizo la Alcaldía de Villavicencio el pasado 4 de abril, en el marco de los 184 años de la ciudad, los ciudadanos avivaron el debate sobre estos eventos.

Por David Alejandro Monasterio / Especial Periódico del Meta

Las cabalgatas, un evento arraigado a la diversa cultura nacional, han sido un símbolo de celebración y construcción de comunidad. Muchos le endilgan su nacimiento en tradiciones campesinas, además como homenaje al caballo, fiel compañero de las jornadas de trabajo.

Sin embargo, detrás del espectáculo que deberían ser estos desfiles ecuestres se encuentra un debate cada vez más polémico sobre el cuidado y los riesgos por el maltrato animal, y las normas de convivencia dentro y fuera de estos eventos.

Dos personas con vidas consagradas a los animales, dialogaron con Periódico del Meta para intentar buscar un equilibrio entre las dos posturas del debate: acabarlas o continuar con estos espectáculos.

PDM consultó a Manuel Hidalgo a quien los caballos le han dado todo, trabajando desde los 12 años en una pesebrera, y a Judith Santos, rescatista de animales de hogar y defensora de animales de compañía y en explotación. Ambos con diferencias hacia la realización de las cabalgatas, pero que encuentran como punto de encuentro la protección irrestricta que deben tener los equinos.

Para el caballista Manuel Fernando Hidalgo, el origen de las cabalgatas se remonta al tránsito a caballo de jornaleros entre veredas, con el tiempo, estas se consolidaron como identidad cuando se convocaban como el espectáculo que iniciaba las fiestas de los pueblos, históricas o religiosas, el ingreso con caballos a las calles de los municipios llevó a interrelacionarse entre comunidades, generando además una actividad económica.

Las cabalgatas son para lucir un buen animal, el mostrarle a los ciudadanos como es un animal dócil, bonito y hermoso” define el caballista, con una posición donde el cuidado al equino debe ser lo principal.

Aún con el respaldo que tiene hacia las cabalgatas, Hidalgo anota dos errores clave que generan desorganización y traumatismos en la realización de estos eventos: “Cuando no se cumple la hora de inicio de una cabalgata, genera traumatismos en la movilidad, en el trabajo dentro del evento y fuera en la ciudad. El no finalizarla cuando se determina conlleva a seguir exponiendo por más tiempo a los caballos“.

Cuando hay alcohol en la cabalgata, y esta inicia tarde, un grupo de caballistas ya está alcoholizado y se debe recordar que un caballo es un medio de transporte en ese momento. Uno no debe manejar un vehículo en estado de alicoramiento. Los jinetes no están en condiciones de montar un caballo y, menos aún, en espacios públicos“.

Lea: Villavicencio apuesta por la vivienda de autoconstrucción 

A pesar de su importancia cultural, las cabalgatas han generado preocupaciones relacionadas con el bienestar animal. Los defensores de los derechos de los animales argumentan que el estruendo de la multitud, el riesgo de contagio de anemia infecciosa equina, el posible estrés, golpes o heridas al equino, y las vulneraciones a la convivencia con la indebida ingesta de alcohol y riñas. Además, las largas horas de exposición al calor, la falta de agua adecuada y el uso de equipamiento incómodo también pueden contribuir al maltrato animal.

“En una cabalgata donde prevalece el trago, las malas acciones contra los animales, no es nada agradable para los caballos. Se apoyan los negocios de talabarterías, pero el resto de comercios se ven bloqueados”, comentó Judith Santos, de la Fundación Plan Futura y representante legal de la Veeduría por los derechos de los animales de Villavicencio.

Como opositora a la realización de las cabalgatas como desfiles urbanos, Santos plantea como propuesta de conciliación para su realización evocando a su origen rural y campesino.

El debate sobre las cabalgatas y el cuidado animal refleja un conflicto entre preservar las tradiciones culturales y garantizar el bienestar animal. Mientras algunos sostienen que las cabalgatas son una parte invaluable la cultura y deben ser preservadas con consideraciones éticas, Las riñas, agravadas por el consumo de alcohol, pueden vulnerar el goce de los derechos culturales de los ciudadanos, mientras que otros abogan por alternativas que minimicen el estrés animal, como desfiles sin animales o el uso de tecnología y efectos visuales, y el apoyo a diferentes expresiones regionales.

Con un enfoque en la capacitación, la regulación y la innovación en el diseño de eventos, es posible promover las cabalgatas de manera que honren las tradiciones ancestrales sin comprometer el bienestar de los animales y la conservación de la convivencia de los caballistas que participan.


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales