martes, 23 de abril de 2024
Particulares Pico y placa Martes 1 y 2

Camila, la embajadora del joropo


Camila, la embajadora del joropo 1
Camila interpreta instrumentos como la bandola, maracas, bajo y bandolina.
Valentina Mejía

COMPARTE

La representante llanera es un ejemplo de lo que significa los Llanos Orientales, su alegría, empoderamiento y dedicación, la han llevado a coronarse como Reina Internacional del Joropo y la Belleza Llanera en Santa Bárbara, Arauca.

 

María Camila Chacón Herrera, a sus 24 años, personifica la fusión perfecta de pasión, inteligencia y determinación. Su nombre resuena en los llanos como sinónimo de excelencia, no solo por coronarse como Reina Internacional del Joropo y la Belleza Llanera en Arauca en 2019, sino por su destacada carrera como abogada, graduada cum laude y especialista en contratación estatal.

Nacida en Villavicencio, pero con raíces profundamente ancladas en Guamal, María Camila es el reflejo de una región rica en folclor y cultura llanera. Desde pequeña, sus ilusiones, sueños y metas han estado marcados por el ritmo del joropo y el firme propósito de representar y enaltecer su tierra.

Desde los 12 años, impulsada por la visión de su padre y el apoyo incondicional de su familia, Camila se sumergió en el mundo del baile. Ganadora consecutiva de joropódromos infantiles y virtuosa de la bandola, su camino en los reinados comenzó como una búsqueda de superación personal y una plataforma para proyectar su voz.

Mi papá es el personaje principal en la historia de mis reinados. Siempre busqué la forma de poder participar, de hecho, con mi chaperón que es Felipe Segura, nos íbamos en una moto a vender emparedados para poder participar en los reinados municipales. El primero que gané fue el de la Palma del Ariari, ese fue el empujón que necesitaba para tener más seguridad porque me criticaban mucho”, detalló.

A pesar de los desafíos, nunca permitió que las críticas mermaran su espíritu; por el contrario, se convirtió en el combustible para perfeccionar sus habilidades, especialmente su impresionante capacidad para ejecutar giros en la danza, llegando a dominar hasta 60 giros consecutivos con una gracia inigualable.

Me criticaban mucho las vueltas, pero hoy te puedo decir que de las mejores cosas que yo sé hacer es dar vueltas. Recuerdo mucho que mi papi me instaló en la casa una cuerda en el techo y yo marcaba las baldosas para no salirme y practicaba los giros porque quería demostrarles que podía ser excelente en eso”, contó.

Lea también: La aventura gastronómica de Nicolás de Zubiría

Su tenacidad y dedicación la han llevado a conquistar 13 reinados, incluyendo el prestigioso título de Señorita Meta a los 19 años, y posteriormente, el Reinado Internacional del Joropo y la Belleza Llanera, donde también fue reina del Ejército, y además ganó el premio Fitness y el de mejor Marketing Personal.

Fue el día más feliz de mi vida porque fue una competencia muy limpia, yo quería llegar a Arauca a enamorar a todo el mundo y a que conocieran quién era la señorita Meta. Hice un trabajo de marketing grande para que supieran todo del departamento. Fueron siete meses de trabajo arduo”.

Pero más allá de las coronas y los títulos, María Camila ha usado su plataforma para ser una embajadora del joropo, creando un sello de identidad que trasciende fronteras: #ColombiaBailaJoropo.

Yo creé ese sello porque yo quiero que, en cualquier lugar, la gente se ponga a bailar joropo. El país debe conocer nuestra cultura y folclor. A mí no me conocen ni por Camila, ni la abogada sino la reina del joropo”.

Camila no solo habla con la autoridad que le otorga su profesión como abogada sino con la pasión de quien lleva el llano en el corazón. Aunque su sueño de ganar en su tierra, el Torneo Internacional del Joropo en Villavicencio, no se cumplió, esto refleja su deseo constante de honrar sus raíces, a pesar de los obstáculos y desafíos que ha enfrentado.

El torneo en Villavicencio fue una experiencia que me enseñó muchas cosas, ha sido de las tusas más grandes que he tenido por la forma en cómo se dieron las cosas. A mí me robaron el reinado, y a todas, porque las planillas demuestran que antes de que empezara el evento, la señorita Colombia ya estaba elegida”, dijo Camila.

Su historia no solo inspira a las jóvenes generaciones a perseguir sus sueños con determinación y pasión, sino que también invita a toda Colombia y al mundo a descubrir y celebrar la riqueza del folclor llanero. En cada giro, en cada caso, María Camila danza y defiende lo que ama: su tierra, su cultura y su gente.


Valentina Mejía

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales