Cierran bares en Villavicencio por venta de licor adulterado

En las últimas horas, la Policía Metropolitana, en conjunto con la Secretaría de Salud municipal cerraron 7 establecimientos comerciales por, presuntamente, vender licor adulterado o de dudosa procedencia. En los operativos también se verificó si estos lugares cumplían con las medidas sanitarias.

Las diligencias se llevaron a cabo el marco de la campaña ‘Navidad sin riesgos” de la Secretaría de Salud, iniciativa que busca salvaguardar la tranquilidad y la salud de los villavicenses.

Durante el mes de diciembre, la policía Metropolitana de Villavicencio ha hecho 15 operativos, resultado de esto se ha logrado el sellamiento de 7 establecimientos comerciales por venta de licor adulterado.

Lea también: Así podrá detectar el licor adulterado 

Entre los bares intervenidos se encuentran 5 en la Zona Rosa del 7 de agosto, 1 en el municipio de Cumaral; el cierre más reciente se dio en bar ‘Paisas Club’ ubicado en barrio el Estero; durante este allanamiento se efectuó la capuera de un ciudadano de nacionalidad venezolana, según informó el Intendente Ramírez, miembro de la Policía Metropolitana de Villavicencio.

Entre los hallazgos se identificaron alrededor de mil botellas de aguardiente Llanero y Antioqueño; whisky Old Parr y Buchanans y Ron Viejo de Caldas, con notorias señales de manipulación en el cuello, precinto y etiqueta, lo que indica que fueron manipulados.

Le puede interesar: Los primeros días de diciembre fueron cerrados 4 bares en Villavicencio

Por el momento, las autoridades presumen que este licor proviene de la capital del país, sin embargo, no descartan que en el departamento se encuentren algunas fábricas clandestinas “con todos los entes institucionales, de seguridad y de inteligencia, estamos trabajando para desarticular estas bandas” indicó Ramírez.

Por su parte, Jaime Alejandro Daza Daza, director de Salud Ambiental municipal, aseguró que, durante los trabajos de vigilancia, también se verificó el cumplimiento de las normas sanitarias en los locales comerciales, “en algunos de ellos se encontraron hasta colchonetas húmedas y arrumadas en condiciones antihigiénicas, las cuales pueden significar graves afectaciones en el cuerpo de quien haga uso de estas” aseguró.