Competitividad Departamental: aportes sobre su resultado en el Meta | Análisis

De acuerdo con el Índice de Competitividad Departamental, aún hacen falta esfuerzos en materia de Infraestructura.

Santiago Martínez Castilla / Especial Periódico del Meta

Politólogo-Investigador. Consultor en fortalecimiento social, desarrollo sostenible y construcción de paz.

Santiago Martínez

El Consejo Privado de Competitividad y la Universidad del Rosario publicaron en abril el resultado del Índice Departamental de Competitividad (IDC) para el actual año. Este índice está compuesto por 106 indicadores agrupados en 13 pilares, que a su vez se organizan en cuatro factores de competitividad: a) condiciones habilitantes, b) capital humano, c) eficiencia de los mercados y d) ecosistema innovador.  El IDC es una adaptación del Índice Global de Competitividad (IGC), del Foro Económico Mundial.

Lea: Meta ascendió cuatro puestos en el Índice de Competitividad por departamentos

El departamento del Meta se ubicó en el puesto 17 entre 33 (32 departamentos más la ciudad de Bogotá), con un puntaje de 4,79 sobre 10, muy lejos de Bogotá que tiene el primer puesto con 8,59 puntos.

La noticia para el público fue que el departamento subió 4 puestos frente al resultado del año 2021 en el que estaba en el puesto 21, con un puntaje de 4,46.  Con el tercer PIB departamental por habitante más grande del país ($29.565.552), solo superado por Casanare y Bogotá, ubicarse en el puesto 17 en competitividad no es motivo de orgullo, ni reflejo del éxito de adecuadas políticas públicas en la materia.

Los cuatro factores de competitividad relacionan el IDC directamente con la calidad de vida de las personas, el crecimiento económico y el bienestar, por tanto, también están en correlación con el tamaño de las economías de los departamentos y con su nivel de pobreza multidimensional. Una revisión de los pilares de los factores de competitividad muestra los enormes desafíos que enfrenta el departamento para que pueda ubicarse en una posición que corresponda a su capacidad financiera y a sus estratégicos recursos ecosistémicos.

La tabla siguiente muestra la ubicación del Meta según el IDC entre el 2020 y el 2022, con la información de cada pilar en los factores de competitividad.

Tabla 1

IDC – META
FACTORES PILARES 2020 2021 2022
CONDICIONES HABILITANTES INSTITUCIONES 11 18 16
INFRAESTRUCTURA 17 19 16
ADOPCIÓN TIC 16 17 18
SOSTENIBILIDAD AMBIENTAL 33 31 23
CAPITAL HUMANO SALUD 17 17 17
EDUCACIÓN BÁSICA Y MEDIA 21 17 16
EDUCACIÓN SUPERIOR 14 15 15
EFICIENCIA MERCADOS EFICIENCIA MERCADO BIENES 11 10 11
MERCADO LABORAL 17 17 18
SISTEMA FINANCIERO 14 16 16
TAMAÑO DEL MERCADO 10 14 13
ECOSISTEMA INNOVADOR SOFISTICACIÓN Y DIVERSIFICACIÓN 25 30 22
INNOVACIÓN Y DINÁMICA EMPRESARIAL 21 20 20
TOTAL 18 21 17

Fuente: Elaboración propia con información del Consejo Privado de Competitividad.

Si revisamos los factores de competitividad, el que peor comportamiento tuvo en el 2022 fue el de Ecosistema Innovador (21), seguido de Condiciones Habilitantes (18), Capital Humano (16) y Eficiencia de Mercados (14).

Puede interesarle: Villavicencio, frenada en Índice de Competitividad 2021, según estudio

En cuanto a los pilares, el de Sostenibilidad Ambiental es el de peor desempeño (23) en el 2022, aunque subió 10 puestos respecto al 2020, mientras que el pilar de Eficiencia del Mercado de Bienes (11) es el de mejor desempeño.

Una revisión de los resultados de los indicadores muestra que el departamento tiene 20 indicadores que lo ubican en los últimos 10 puestos de la tabla:

  • Capacidad local de recaudo
  • Tasa de secuestro
  • Tasa de extorsión
  • Cobertura de acueducto
  • Red vial primaria por área
  • Red vial a cargo del departamento por área
  • Matriculados en programas TIC
  • Tasa de deforestación
  • Emisiones de CO2 de fuentes fijas
  • Relación estudiantes-docentes
  • Cobertura bruta en formación técnica y tecnológica
  • Calidad de docentes de educación superior
  • Tasa de desempleo
  • Brecha en formalidad laboral entre hombres y mujeres
  • Brecha en empleo vulnerable entre hombres y mujeres
  • Índice de profundización financiera de la cartera comercial
  • Grado de apertura comercial
  • Diversificación de la canasta exportadora
  • Revistas indexadas en publindex
  • Investigadores per cápita

En conclusión, el Índice Departamental de Competitividad es un referente que debe orientar los esfuerzos públicos por aumentar el bienestar de la población y disminuir la pobreza multidimensional. Los resultados para el Meta, desagregados por factores de competitividad, pilares e indicadores, muestran que el departamento ha iniciado su recuperación después de la pandemia del Covid19, pero que existen brechas preocupantes que deben ser atendidas de manera prioritaria por la administración pública.

Si no se enfocan las inversiones públicas, en articulación con el sector privado, en mejorar los índices en sostenibilidad ambiental, diversificación e innovación empresarial, disminución de la brecha tecnológica, educación básica y superior, y aumentar tasa de empleo, no habrá motivos para lanzar voladores por subir puestos en el escalafón del IDC.