‘Concesionaria intenta salvar su inversión’

William Valencia tomó la vocería de los ingenieros agremiados y ha estado al tanto de lo que ocurre en el puente Chirajara.

Con las limitaciones técnicas para asumir una vigilancia más estricta, el ingeniero William Valencia Campo (W.V), presidente de la Sociedad de Ingenieros del Meta, fue una de las voces que con más ahínco exigió en este departamento conocer la verdad, tras del desplome del Puente de Chirajara de la vía al Llano, el pasado 15 de enero.

En estos meses se ha reunido con Dimitri Zaninovich, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI); el ministro de Transporte, Germán Cardona, sus colegas de la sociedad y otros dirigentes, tratando de buscar una respuesta a él y al departamento de lo que realmente sucedió aquella mañana. Esa visibilización permitió que junto a un grupo de profesionales de la región fuera incluido en una veeduría que la Contraloría General de la Nación implementará específicamente para las siguientes etapas que tendrá esta estructura.

Periódico del Meta (PDM) lo invitó para conocer qué puede esperar la región de esta veeduría y si la misma puede ser el resurgir de los gremios en la región como órganos de vigilancia y pronunciamiento.

PDM: ¿Cuál ha sido el compromiso de las concesionarias con los ingenieros de la región?

W.V.: Pues la verdad la comunicación con estas ha sido casi nula. Desde la sociedad hemos querido crear bolsas de empleo para que tengan en cuenta a los ingenieros de la región y no ha sido posible. No niego que haya entre ellos ingenieros del Meta, pero han estado de espaldas a la Sociedad.

PDM: ¿Hace falta trabajar en equipo? 

W.V.: Claro. Hace falta pensar menos en los intereses individuales y más en los colectivos. Así trabajan en Medellín y les va muy bien porque presionan en bloque.

PDM: Pero la Contraloría los acaba de visualizar como interlocutores válidos nombrándolos en la veeduría…

W.V. Sí. Vamos a tener una representatividad autorizada para hacer seguimiento a todo lo que se viene adelantando con el puente de Chirajara. Ya no seremos solo espectadores, sino que tendremos la autoridad para hacer una vigilancia seria. Considero que junto con la Sociedad de Arquitectos, la Agencia de Infraestructura del Meta y la Secretaría de Infraestructura de Villavicencio, creo que hay un buen equipo para trabajar.

PDM: ¿Cuál es el mayor desacierto en todo esto?

W.V.: Considero que es administrativa: el colapso del puente es un hecho muy grave y ni la concesionaria, la constructora o la interventoría han dado una respuesta al Meta. No han sido diligentes en comunicar lo que viene sucediendo tres el desplome

PDM: ¿Qué creen que pasará con esa segunda estructura?

W.V: Consideramos que lo más seguro es que se tenga que demoler el pilón. La única posibilidad de que no lo hagan es que hayan sido construidos de manera diferente pero es difícil porque esas obras se levantan de manera simétrica, manejando las mismas luces y las mismas cargas.

PDM: ¿Por qué no lo han hecho?

W.V. Entiendo que la concesionaria está tratando de recuperar esa estructura. Es comprensible porque es una inversión de más de 35.000 millones de pesos.

PDM: ¿Quiénes son los responsables de todos esto?

W.V.: Consideramos que el diseño del puente jugó un papel determinante. Sin embargo hay que decir que ningún constructor trabaja para que una obra se caiga, eso es claro.

PDM. ¿Han tenido acceso a los diseños?

W.V.: Esos planos son un secreto en estos momentos. Eso solo lo tiene la Fiscalía, el concesionario y el constructor.

PDM: ¿Y entonces con qué trabajará la veeduría?

W.V. La veeduría va más enfocada a hacerle seguimiento a cada acto que se adelante y al tipo de respuesta que emita la concesionaria y las autoridades. Nosotros tampoco tenemos las herramientas para hacer algo más allá de eso porque se necesitarían muchos más recursos económicos.

PDM: ¿Esta veeduría pude ser el inicio de otras que se necesitan?

W.V.: Pues lo importante en todo esto es la voluntad de la Contraloría General para llamar a un grupo de profesionales capacitados de la región para integrar esa veeduría. Así deberían ser todos los órganos de vigilancia.

PDM: ¿Y el Comité Intergremial del Meta?

W.V. Lamentablemente se convirtió en un comité de aplausos de la Alcaldía y la Gobernación. Las agremiaciones tenemos la responsabilidad de ser críticos.

PDM: ¿Para dónde va la Sociedad de Ingenieros? 

W.V. Hemos sido muy técnicos en la emisión de nuestros análisis. Aquí de lo que se trata es de argumentar con elementos reales para aportar y contribuir a la región. No queremos que sigan mirando al Meta por encima del hombro.

PDM: ¿Qué se puede esperar de la veeduría?

W.V. Seremos muy profesionales en el análisis y los conceptos de lo que suceda en adelante con el Puente de Chirajara. Ya podemos estar apalancados en una Contraloría General y va a ser beneficioso para todos