domingo, 23 de junio de 2024
Particulares Pico y placa : No aplica

Crónica anunciada de un patrimonio caído


Crónica anunciada de un patrimonio caído 1
Casa Robin
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Pese a los intentos por recuperar una casa que pudo ser rastro vivo de lo que fue la arquitectura en la historia en Villavicencio, algunos expertos opinan que restablecerla es casi imposible.

Por: Luissa Fernanda Pérez

El cuento continúa. En la primera parte de nuestro reportaje, que puede leer en www.periodicodelmeta.com relatábamos cómo, en menos de una década, la centenaria Casa Robin había quedado casi en ruinas, al ser comprada por la Universidad Minuto de Dios.

El centro de educación superior explicó que en un principio, cuando se adquirió el predio,
pretendían construir un edificio de cinco pisos, eran 3.478 metros cuadrados de construcción presentados en un preproyecto. Se diseñaron los planos y diseños, los cuales pasaron ante la curaduría urbana, sin embargo, el Decreto del 2811 del 1974, donde el artículo 83 establece que se prioriza la ronda del Caño Parrado, obligaba a tener un perímetro mínimo sobre el cual no se podía realizar algún tipo de construcción.

Ante esa conclusión, que sacamos de la mano de la curaduría urbana, vimos que ese proyecto inicial que pretendíamos realizar se veía limitado solo al 30% de lo que habíamos previsto, por lo tanto, no pudimos llevarlo a cabo”, explicó Mario Cárdenas, vicerrector Administrativo y Financiero del Sistema Uniminuto.

Según el vicerrector, con el tiempo y en el afán de priorizar otros proyectos en beneficio de la comunidad académica, llegó la pandemia y los inconvenientes económicos que afectaron a todos los sectores, sin excepción alguna, por lo que la universidad tuvo que apoyar otros proyectos para sobrellevar la crisis económica, sin que los estudiantes y colaboradores fueran perjudicados.

El 6 de abril del 2022, se expidió la resolución 040, donde el alcalde, Felipe Harman, aprueba el Plan Especial de Manejo y Protección (PEMP) del Centro Histórico y su zona de influencia en el municipio de Villavicencio, allí se incluyen los predios pertenecientes a la universidad.

“Cuando sale esta resolución, trabajamos con Corcumvi, evaluando las condiciones mínimas que se requerían para mantener el patrimonio, empezamos con un presupuesto para determinar los requerimientos económicos que se necesitan para general la restauración, y eso tiene una inversión de más o menos $800 millones de inversión, que para ser honesto, no los tenemos”, manifestó Romero.

Agregó que, de igual manera, el desarrollo de la restauración se realizaría en tres etapas, las cuales tendrían un plazo de tres años para realizarse, sin embargo, el predio seguirá en venta, siempre y cuando el interesado tenga el compromiso que adquirió la universidad de conservar el bien de interés cultural, también están prestos a que alguna entidad, quiera realizar aportes que los ayuden a recoger el dinero para ver si se logra restablecer el predio.

Periódico del Meta consultó con el ingeniero Juan Fernando Lozada, quien explicó que la edificación, según sus hipótesis y lo que se ve desde su exterior, es complejo ya que el tiempo es un factor que juega en contra. La casa tiene una existencia superior a los 100 años, y a lo largo de la historia de la ingeniería y la construcción, se han establecido normas y códigos que pretenden garantizar una estructura sismoresistente: “siento que es imposible proveerla de unas condiciones que ante los ojos de las normas actuales que son una ley, pueda ponerse en servicio”.

Villavicencio tiene amenaza sísmica y esta casa no fue construida con parámetros, y debería hacerse un estudio para saber si la casa resiste. “Antiguamente el ingeniero o arquitecto construía con una experiencia que tenía, pero en esa época no había reglamentos, hay casas que se conservan siendo construidas hace décadas, pero porque se ha hecho un mantenimiento oportuno que permite su conservación”, dijo el ingeniero.

Otro factor que influye es la durabilidad de los materiales: “evidentemente esa condición de no tener cubierta y estar expuesta a la intemperie, ha generado un daño superficial; seguramente habrá elementos de concreto u hormigón, este material es poroso por lo que la casa al estar cubierta de lama hace que el concreto pierda sus propiedades resistentes y las disminuya. Si la casa tiene varillas, lo más probable es que estén corroídas”.

Sugiere que, a través de unos estudios de patologías, con equipos especializados que logren examinar las capas externas e internas para identificar todas las características que tiene esa casa, pero se sostiene en que los daños son evidentes y que muy posiblemente la casa no cumpla los requerimientos pare restablecerse. Cabe que resaltar que las declaraciones son hipótesis, ya que de eso parten los proyectos.

Otra opción es repotenciarla, pero asegura que es más costoso, “esa es una posibilidad, pero es mas caro repotenciar una estructura que hacerla desde cero”.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales