lunes, 24 de junio de 2024
Particulares Pico y placa Lunes 9 y 0

Darío Mayorga Cruz | Opinión


Darío Mayorga Cruz | Opinión 1
Darío Mayorga y su esposa, Natalia.
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Por Nelson Augusto López

Consultor

Darío Mayorga fue un brillante profesional metense. Bachiller del Colegio Caldas, economista y doctor en demografía de la reconocida universidad Lomonosov de Moscú.

Fue Secretario de Planeación del Meta y Director de Cormacarena. Se perfilaba como un profesional que descollaría en escenarios nacionales. Lideró un equipo de profesionales, del cual hice parte, para formular el plan de desarrollo del departamento, ejercicio que proyectó un Meta moderno, próspero e incluyente.

Lea también del autor: Cuál platanal, estúpidos | Opinión

Su liderazgo lo ejercía como el maestro que orienta sin alardes. Compartimos una amistad que trascendió a hermandad, fuimos una familia de la que hizo parte su esposa Natasha, una bella moscovita de espíritu cosmopolita que enamoró en un otoño, virtuosa del violín que enseñaba en Batuta Meta.

Fruto de ese amor nació Anita, una hermosa niña que heredó la inteligencia de sus padres y el talento musical de mamá. Darío le decía a Natasha, en tono serio y con su habitual chispa, que sus regalos eran el piano y Anita. La niña que a sus once años dio un concierto para piano y orquesta en Batuta, ovacionado por el público. Talento que moldearía en el Liceo Musical de Moscú.

Puede leer: Anita May: pasión y sentimiento frente al piano

Compartimos con Darío sesudos espacios para proyectar el Meta. También dificultades, apuros económicos, alegrías, momentos de relax; vivimos como ‘tíos’ el embarazo de Natasha. Fuimos felices y cumplimos la misión de lograr un plan futurista para el Meta.

Pero una mañana azul septembrina se nubló de repente por la muerte de Darío, en un accidente aéreo en La Macarena. Se apagó una de las luces más brillantes del Meta. Un drama doloroso que lloramos con su familia. Se frustraron sueños y el proyecto Meta que craneamos. Pero dejó enseñanzas y el rigor para proyectar un territorio que hará de Colombia un mejor país.

Hoy, Natasha y Darío contemplan alegres desde la eternidad a Anita destacándose como pianista en Europa y regresando a su Villavicencio del alma para dar un concierto novedoso en homenaje a ellos. Un abrazo, Anita May.

 


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales