‘De 29 municipios, 17 están libres de minas antipersonal’: Martínez

Coronel Juan Carlos Martínez, comandante del Batallón de Ingenieros de Desminado Humanitario.

El Batallón de Ingenieros de Desminado Humanitario #4 con puesto de mando en Granada, está próximo a reiniciar labores en los municipios de Mapiripán, Cubarral, San Juan de Arama, Mesetas y Vista Hermosa. 

Luego del ataque ocurrido el pasado 17 de mayo contra un grupo de militares desarmados que buscaba artefactos sin explotar en Vista Hermosa, hace unas semanas se había anunciado el reinicio del desminado humanitario en el Meta.

Sin embargo, un mes después del anuncio, el coronel Juan Carlos Martínez (J.M.), comandante del Batallón de Ingenieros de Desminado Humanitario, manifestó que se encuentran todavía a la espera de un concepto favorable en temas de seguridad para dar inicio con estas labores en los municipios restantes.  

Lea: ‘Inseguridad debilita la reincorporación’: Morena Mori

Periódico del Meta (PDM) dialogó con él para conocer la labor del desminado humanitario, los avances que han tenido en el Meta y si cree que el nuevo gobierno fortalecerá este proceso de descontaminación de minas antipersona en territorios tan golpeados por el conflicto armado. 

PDM: Se anunció hace un mes el reinicio del desminado, ¿por qué no han comenzado? 

J.M. Sí, estamos pendientes del reinicio de labores de desminado humanitario por parte de la brigada en cinco municipios: Mapiripán, Cubarral, San Juan de Arama, Mesetas y Vista Hermosa. Sin embargo, no hemos comenzado porque estamos a la espera de un concepto favorable en temas de seguridad, esperamos que la próxima semana ya estemos trabajando en eso. De todas formas, operadores como ‘Campaña Colombiana contra Minas’ ya están realizando labores en Lejanías, Puerto Rico, El Castillo, Puerto Lleras y Puerto Concordia. 

PDM: ¿ De qué manera se articulan con esas organizaciones?

J.M. El trabajo es independiente, aunque tengamos un mismo fin que es poder entregar el departamento libre de sospecha de contaminación de minas. No estamos vinculados con ninguna de estas organizaciones. La articulación que uno realiza es con los gobiernos locales y con las unidades territoriales. 

PDM: ¿Qué es el desminado humanitario?

J.M. Es la labor humanitaria que se realiza a comunidades que tienen este flagelo de minas antipersonal, de artefactos explosivos improvisados o municiones sin explosionar. 

PDM: ¿Cuántos municipios ya están libres de estos artefactos?

J.M. De los 29 municipios en el Meta,  ya hay libre de sospecha de contaminación 17;  de estos, 10 han sido entregados por parte de la unidad. En diciembre del año 2020, se entregó Granada, que ha sido el más reciente libre de sospecha. 

PDM: ¿De qué manera ubican esas zonas con minas antipersona?

J.M. El desminado humanitario necesita la colaboración de la comunidad. La primera tarea es investigativa, entonces vamos de puerta en puerta con el expediente municipal que es la historia que tiene el municipio con eventos, accidentes o incidentes que se han presentado desde 1990 a la fecha. 

Con todos esos insumos, el personal capacitado evalúa y genera un área donde posiblemente pueden existir artefactos explosivos. De ahí pasamos a la tarea de estudio técnico que es la búsqueda física en terreno mediante la técnica de desminado mecánico, canino o manual para ubicar estos dispositivos. 

Al ubicar estos artefactos o una munición sin explotar, pasamos a la tarea final que es el despeje que consiste en remover cualquier artefacto de esa zona. 

PDM: ¿Han tenido accidentes durante la realización de esta labor?

J.M. La tarea debe ser tan perfecta por la misma seguridad del que está realizando ese procedimiento, por eso tenemos un componente externo de monitoreo que vigila que estos procedimientos se estén haciendo de manera segura, el cual está a cargo de la Organización de Estados Americanos en Colombia. 

Además de un personal del Ejército del Brasil que apoya esta labor. Todo debe ser perfecto porque una falla con artefactos explosivos puede ser la última. 

PDM: Recordemos que hace poco hubo un atentado contra 14 desminadores en Vista Hermosa, ¿cómo garantizar la seguridad de ellos?

J.M. Esto es una labor netamente humanitaria, es cierto que nosotros pertenecemos al Ejército Nacional, pero utilizamos un uniforme diferente, no tenemos armas y trabajamos bajo cuatro principios: neutralidad, imparcialidad, humanidad e independencia operativa. 

PDM: ¿Cree que con el nuevo gobierno se fortalezca la labor de desminado?

J.M. El desminado humanitario no es un capricho del gobierno local o nacional. Nosotros estamos ceñidos al tratado de Otawa firmado en 1999 y ratificado por Colombia en el 2002, donde uno de los principales propósitos era que ningún país puede almacenar o tener instalados en sus terrenos algún artefacto explosivo. 

Tenemos plazo hasta el 2025 para finalizar y poder entregar a Colombia libre de sospecha de contaminación de minas. 

PDM: ¿Cuánto dura la labor de desminado en cada municipio?

J.M. No hay claridad. El trabajo es complicado por las condiciones del clima y del terreno, además porque el soldado permanece totalmente arrodillado con todos sus implementos.  A eso se le suma que en el Meta hay bastante contaminación, entonces cuando nosotros pasamos el detector de metales, el sensor va a sonar. Y como no sabemos qué es, empezamos a realizar el procedimiento como si fuera un artefacto explosivo, pero cuando nos damos cuenta era la cabeza de un alfiler. 

PDM: ¿Cuáles son esos municipios del Meta con más minas antipersona?

J.M. Es difícil decirlo, realmente las organizaciones al margen de la ley no tenían un sistema ni un patrón de instalación, lo hacían de forma indiscriminada. Sin embargo, Vista Hermosa es el municipio con más víctimas por este flagelo, allí tenemos alrededor de 377 víctimas, entre civiles y militares. 

PDM: ¿Realizan alguna caracterización del sector para saber si estas minas están cerca de colegios o viviendas?

J.M. Los actores del conflicto en ese momento utilizaban esas minas para detener el avance de la tropa o para evitar que la población civil ingresara. Aun así, se han encontrado artefactos a cinco metros de las escuelas, dentro de los cauces de ríos y/o en los cruces de las carreteras. 

PDM: ¿Cómo puede un civil identificar una mina?

J.M. Nosotros en estos momentos estamos educando en el riesgo de minas, donde le enseñamos a la población civil comportamientos seguros que puedan mitigar este riesgo de caer en un artefacto explosivo. 

PDM: ¿Cuánto tiempo de vida útil tiene un artefacto de estos?

J.M. Una mina puede durar hasta 40 años y no distingue sexo, raza, ni edad. El peligro es inminente.  

PDM: ¿Qué tipos de artefactos han encontrado?

J.M. Muchos, desde una mina quiebrapatas, hasta artefactos tan grandes que pueden destrozar o desaparecer completamente una persona. 

PDM: ¿Sabemos cuántos artefactos se han ubicado en este territorio?

J.M. Del 2017 al 2022 hemos investigado 885 eventos, hemos liberado casi 1’500.000 metros cuadrados. Hemos ubicado 49 minas antipersonal, 187 municiones sin explotar y 11 artefactos explosivos improvisados para un total de 247 artefactos, lo que confirma nuestro lema: nuestra misión es salvar vidas. 

PDM: ¿Cómo ha sido enfrentar este proceso de desminado para ayudar a la comunidad?

J.M. Es una labor de mucho riesgo, pero es lindo poder entregarle al trabajador del campo el territorio libre de sospecha de contaminación de minas. El fin del desminado humanitario es devolverle las tierras para que lo conviertan en un proyecto productivo ya sea agrícola, ganadero o simplemente que puedan transitar de forma tranquila y segura por sus tierras.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta