Derrumbe en la vía al Llano deja cuatro muertos

Un deslizamiento de tierra registrado en el kilómetro 46+650 de la vía al Llano, a la altura del municipio de Cáqueza (Cundinamarca) dejó cuatro personas muertas, entre estos dos menores, quienes se movilizaban en un vehículo Spark negro.

La emergencia, ocurrida sobre las nueve de la mañana de este viernes, fue atendida por miembros del cuerpo de  Bomberos de los  municipios de Cundinamarca, Guayabetal y Villavicencio, sumado a personal de la Defensa Civil, Cruz Roja y  la  Concesionaria Vial de los Andes (Coviandes).

El derrumbe sucedió sobre las nueve de la mañana de este viernes.

El Capitán Álvaro Farfán, delegado departamental del Cuerpo de Bomberos de Cundinamarca, informó que en el momento se está trabajando con equipos especializados para remover los escombros y establecer si hay otro vehículo atrapado debajo del alud.

Tal vez le interesa leer: Varios cierres en la vía al Llano por caída de material

“Al parecer podría haber otro automóvil atrapado, sin embargo, esta información aún no se ha confirmado por las autoridades ni los organismos de socorro”, señaló Farfán.

Por ahora los organismos de socorro  reportan el hallazgo de los cuerpos de los cuatro ocupantes. Dos de las rescatadas fueron inicialmente identificada como Nini Johana Osorio y Berenice Martínez Barreto y dos niños de 10 y 3 años aproximadamente.

Una fuente oficial de Coviandes dijo que sobre las 7:00 de la noche de este viernes y por seguridad de los trabajadores, del personal de los organismos de socorro, de las autoridades y de la misma maquinaria, se decidió en el Puesto de Mando Unificado, suspender las actividades de rescate y remoción de escombros. Las mismas serán reanudadas este sábado en la mañana, a partir de las 5:30 a.m., si las condiciones climáticas lo permiten.

Lea también “Inminente desplome” de la segunda pila del puente Chirajara, en la vía al Llano

El lamentable suceso es el último de una serie de complicaciones estructurales que ha tenido este año la vía al Llano y que empezó en enero con el colapso del nuevo puente de Chirajara.