Ecopetrol debe hablar

Bioenergy

En casos así no hay excusas. Pese a que la pandemia de la covid-19 hizo que pasara casi inadvertida su solicitud de insolvencia y reorganización ante la Superintendencia de Sociedades, la noticia de la inminente liquidación de Bioenergy es un campanazo de alerta y merece una explicación clara de las directivas de Ecopetrol, principal accionista de la moribunda empresa.

La estatal petrolera no puede pretender pasar de agache una inversión multimillonaria, un proyecto anunciado como una de las plantas de alcohol carburante más modernas del mundo, y un evidente despilfarro de dinero, explicándolo con un comunicado de prensa.

Periódico del Meta fue uno de los primeros en poner en evidencia las irregularidades en la labor de escogencia del constructor, el cual no tenía ninguna experiencia en la ejecución de este tipo de macroproyectos, lo que se convirtió en el primero de una serie de yerros administrativos y financieros, que dieron al traste con esta compañía.

Le puede interesar: Bioenergy, crónica del desastre anunciado

Esa sospechosa escogencia del constructor y la inexplicable reestructuración del proyecto dejó un retraso de cinco años. Aunque debía estar lista en el 2012, solo hasta abril del 2017 empezó a operar, cargando ya un lastre de deudas e insuficiente materia prima para operar al 100 por ciento.

Aunque los procesos son similares, los llaneros esperamos que con Bioenergy no estemos frente a un nuevo Reficar, pero es imposible no hacer comparaciones: mientras en Cartagena adjudicaron a Glencore, una empresa inexperta,  la ampliación de la refinería, en Puerto López se escogió a Isolux Corsán, otros aparecidos en la fabricación de plantas; cuando en Bolívar cambiaron de ejecutante, los sobrecostos de multiplicaron, igual sucedió en el Meta. Los métodos para generar sobrecostos son similares.

Por eso a estas alturas, ojalá la Fiscalía General también tuviera algo por decir sobre los resultados de sus investigaciones, porque desde el 2015 ya se había alertado sobre lo que pasaba en esa planta.

También lea: La empresa Bioenergy entró en proceso de liquidación

“Bioenergy, ese es uno de mis dolores de cabeza, prefiero no hablar de eso”, nos dijo informalmente, en una rueda de prensa, el entonces presidente de Ecopetrol, Juan Carlos Echeverry, cuando este periódico le consultó en el 2016 por los avances de la planta de Puerto López.

Será entonces Felipe Bayón, actual responsable de Ecopetrol,  quien asuma la responsabilidad para dar las explicaciones no solo sobre lo que ocurrió con este nuevo descalabro para la compañía, sino además qué pasara con la tecnología de punta y demás equipos, una vez se liquide.

Algunas voces piden que Bioenergy sea salvada por el Gobierno Nacional, pero en las actuales circunstancias económicas eso parece una solución lejana.