El juego del Llano con Petro | Opinión

Gustavo Petro, presidente electo de Colombia.

 

Por Nelson Augusto López / Consultor

La Orinoquia sería protagonista de las prioridades del nuevo Gobierno Nacional. Importante que los liderazgos regionales logren gestionar una agenda común. 

Cuatro asuntos de la agenda del nuevo gobierno tienen que ver con la región. Uno, el cambio climático. La Orinoquia es potencia mundial de la biodiversidad y del agua, hoy bajo la amenaza del cambio climático y la deforestación. 

El agua dulce solo representa el 2.5% del agua del planeta y el 96% está en las zonas subterráneas en estado líquido. América Latina es la región con más agua del mundo, tiene el 31% de sus fuentes (Conpes 4021 de 2020). ¿Qué tiene que ver la Orinoquia? Pues que tiene el 41% de las aguas subterráneas del país. El agua es eje articulador del desarrollo regional. 

Lea: Un cambio transformativo I | Opinión

Así las cosas, la región estará en el radar de la política de cambio climático y en la agenda internacional. 

Dos, la política integral para el desarrollo agroindustrial y forestal de la Altillanura, al igual que la política para aprovechar el potencial alimentario del Ariari y el Piedemonte. Incluida la conexión vial entre estas dos subregiones. Hay que diversificar la producción y la oferta exportadora, hoy solo petróleo (98%). 

Tercero, el turismo. La biodiversidad regional es la joya del turismo internacional, pero con una política bien estructurada. Con menos, Costa Rica es potencia mundial de ecoturismo.

Puede interesarle:  Es el agro, mano | Opinión

Cuarto, la agenda social. Una región rica, con más de dos décadas de auge e ingreso petrolero, no puede tener indicadores sociales vergonzosos: 32.2% de pobreza multidimensional, el más alto del país. 

Los sectores que apoyaron a Petro deberían alinearse con el interés regional, si quieren potenciar los logros electorales y consolidarse como opción política, sin mezquindades ni protagonismos. Decepcionarían a los ciudadanos que votaron por el cambio y llegarían en reversa a las elecciones regionales. 

Al Var:La política es el arte de tener amigos de mentiras y enemigos de verdad”: Juan Mario Laserna.