domingo, 21 de abril de 2024
Particulares Pico y placa : No aplica

El nobel en el llano | Opinión


El nobel en el llano | Opinión 1
Gabriel García Márquez
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Por Nelson Augusto López

Consultor

El nobel en el llano | Opinión 2
Nelson Augusto López

Dos años después de ganar el Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez conoció el llano, en visita que el presidente Betancur encargó organizar a Héctor Moreno, director del entonces Dainco –Dirección de Intendencias y Comisarias.

Con el nobel venían Felipe González, Jefe del Gobierno de España, y Alejandro Obregón, con sus familias. Leonel Pérez Bareño escribió una crónica sobre la ilustre visita.

Del mismo columnista lea: Cruz Roja Meta, 50 años | Opinión

Era agosto de 1984 y el invierno arreciaba. Cuenta Leonel que llegaron a Marandúa, Vichada, y luego al hato San Pablo de Adolfo Reyes, en Orocué. El avión se enterró, mal menor por la pericia del piloto. En tractor llegaron a la casa del hato. Un vainazo con sarcasmo de Gabo a Moreno: “si España le declara la guerra a Colombia, fue por tu culpa”.

El equipaje de la comitiva iba en otro avión, por eso vistieron por un día ropas de la familia anfitriona.

La calma llegó con la música llanera, coordinada por Miguel Ángel Martín, quien llevó un grupo de alto nivel: el arpista Darío Robayo, el cuatrista Ricardo Zapata, el maraquero Gilberto Castaño y los cantantes Aries Vigoth y Manuel Durán.

Los invitados disfrutaron el contrapunteo entre aguardiente y cerveza, especialmente Felipe González y Obregón. Gabo permanecía callado, me cuenta Darío Robayo.

Al otro día contemplaron el trabajo de llano, pero el nobel prefirió quedarse en la hamaca con su mochila y hablar con Aristides Daza, caporal del hato, así supo de leyendas llaneras.

Volaron luego al Tuparro, a Gaviotas de Paolo Lugari y a Leticia. Cuenta Leonel que Felipe González recibió a Adolfo Reyes y familia en La Moncloa. También se vieron con Gabo en Bogotá, ocasión en la que recordó con deleite los calados con aguapanela y preguntó si habían recibido sus obras.

Según Pérez, la mochila que Gabo cuidaba contenía el manuscrito de su novela El amor en los tiempos del cólera, en la que dos de sus personajes son Florentino: nombre de quien se batió con el diablo en la leyenda, y Fermina Daza con el apellido del caporal.


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales