En La Julia podría desarrollarse la última conferencia guerrillera de las Farc

La Julia, localizada a una hora y media del casco urbano de Uribe (Meta), podría ser el escenario de la última conferencia guerrillera de las Farc, esta vez no de manera clandestinas sino, por el contrario, custodiados por el Ejército y la Policía.
 
Un líder cívico de esa inspección, históricamente dominada por el grupo subversivo, dijo a periodicodelmeta.com que el pasado fin de semana vio en el caserío a antiguos miembros de las milicias de las Farc quienes informaron que se encontraban organizando la esperada cumbre guerrillera.
 
Si bien oficialmente los comandantes del grupo armado no han confirmado nada desde La Habana, el jueves, luego del anuncio del cierre de las negociaciones, se confirmó que ya está en marcha la logística de esta reunión que tendrá en un mismo sitio a los 21 jefes del Estado mayoy, así como a los comandantes de bloques y de frentes subversivos.
 
El objetivo de este encuentro será aclarar las dudas que tengan de los acuerdos los comandantes que no estuvieron en La Habana, para que ellos a su vez divulguen con sus tropas de cara al traslado a las zonas de concentración.
 
«Las Farc se rigen para su actividad política y militar por las conclusiones de sus Conferencias Nacionales, por sus Reglamentos, Estatutos, Normas de Comando y por los lineamientos del Plan Estratégico aprobado por la Conferencia. Lo que quiere decir que todo lo que se haga o se deja de hacer tiene necesariamente que contribuir a alcanzar ese objetivo», menciona la organización en su pagna web respecto a lo que son este tipo de reuniones.
Y continúan explicando: «En la Conferecia se plantea todo sobre la base de tesis, el estudio de los fenómenos actuales, que afectan a la sociedad Colombiana, sobre esta base elaboramos la conclusión, para saber qué es lo que vamos a hacer, cómo adelantamos el proceso revolucionario, cómo va a ser la confrontación de orden militar y también necesariamente de orden político».
 
La Julia fue hasta el 2007 uno de los baluartes de la guerrilla. Hasta allí eran llevados cargamentos de coca para ser comercializados y fuentes de inteligencia militar sostenían que los secuestrados varias veces pasaron por allí.
Sus habitantes fueron duramente estigmatizados de ser auxiliadores de la subversión, hasta el punto de que la Fiscalía General realizaba capturas masivas  de habitantes, para luego dejarlos libres por falta de pruebas.  A esos episodios se les llamaron «falsos positivos judiciales», por parte de los defensores de Derechos Humanos. 
 
Aunque se han hecho algunas inversiones sociales a través del Plan Consolidación, hoy esta inspección sigue careciendo de un puesto de salud con médicos y medicinas. En una visita de hace tres meses, periodicodelmeta.com comprobó que al personal médico le debían sueldos. 
 
Necesita una vía de conexión con Uribe y Mesetas, pues la trocha está en pésimas condiciones, además de que se requiere con urgencia que los estudiantes puedan tener una alternativa de estudios superiores, pues una vez finalizan el bachillerarto en el internado, no tiene una manera difererente de seguir estudiando que irse para Villavicencio o a Granada, a unas cuatro horas de viaje.   
 
 
Les presentamos un resumen de lo que han sido las Conferencias Guerrilleras, tomadas de la página oficial de las Farc:
 
 
Primera Conferencia – 1965

A finales de 1965 se realiza la Primera Conferencia Guerrillera de Marquetalia y de otros destacamentos guerrilleros.

El movimiento pasó a conocerse como “BLOQUE SUR”, ya que estaba situado al sur del departamento de Tolima, confluencia de los departamentos de Huila, Cauca y Valle. Participan en esa Conferencia representantes de las regiones de Marquetalia, Riochiquito, El Pato y Guayabero, 26 de Septiembre y otros agrupamientos.

Realizan un balance de lo realizado hasta el momento, como el movimiento ya adquiría mayor fortalecimiento debía realizar proyecciones que apuntaban al logro de nuevas instancias. Fijan entonces los planes de acción en el campo militar y lo referente a propaganda política, educación y organización. Uno de los puntos esenciales fue mantener la perdurabilidad del Movimiento.

Segunda Conferencia – 1966

A finales de 1966 el Bloque Sur constituyó en la región de Duda, las FUERZAS ARMADAS REVOLUCIONARIAS DE COLOMBIA.

Siempre actuando como guerrillas móviles, deciden extenderse a otras zonas. En esta Conferencia quedan planteados los lineamientos que encauzarían al movimiento hacia una mayor organización de masas, educación, propaganda y finanzas. En esta Conferencia queda planteada la necesidad de crear una distribución de fuerzas en áreas determinadas. Se formarían un comando a cargo de Ciro Trujillo, otro a cargo de Joselo Lozada, un tercero a cargo de Carmelo López.

Así también tendría su espacio Rogelio Díaz, otro quien luego se convertiría en un traidor, “Cartagena” y finalmente en el otro Manuel Marulanda Vélez y Jacobo Arenas.

Ciro Trujillo convocó a todos los destacamentos excepto los de Joselo y Marulanda, para que concentraran todas sus fuerzas en el Quindío, pero fueron detectados por el ejército que aplicó un artero golpe al descubrirlos. Perdieron varias vidas y el 70 por ciento del armamento.

Ciro Trujillo fue un valeroso cuadro guerrillero pero no tuvo una visión clara de la táctica de guerrillas móviles. Este hecho tan lamentable contribuyó al menos para no volver a repetir errores, con lo cual el crecimiento se convertiría en constante.

Manuel Marulanda Vélez y Jacobo Arenas se radicarían en la zona de El Pato, en el departamento de Caquetá. Resultaba imperioso integrar a los guerrilleros de aquella zona; el destacamento del comandante Januario Valerio andaba disperso y no presentaba carácter propiamente de guerrilla.

Tercera Conferencia

Hubo allí nuevas tácticas de lucha además de un balance de lo acontecido hasta el momento. Constituyen una escuela nacional de formación ideológica para el estudio de la “guerra preventiva” y de la guerra del pueblo.

Había que crear el espacio para construir el futuro desenvolvimiento de los cuadros y las nuevas áreas de lucha manteniendo las anteriores.

Cuarta Conferencia

Se realiza al poco tiempo de la anterior, hubo allí un balance general que incluyó un reajuste del Estado Mayor y de todo el mando. Salen de este espacio nuevos planes militares.

Quinta Conferencia – 1974

Realizada en 1974, se hace un nuevo balance a partir de condiciones nuevas. Era muy rica la experiencia acumulada lo cual instaba a continuar con la metodología aplicada hasta el momento, reforzando con un proyecto de elevación político que contribuiría a dar un salto de calidad al movimiento.

 Sexta Conferencia – 1978

Fue ésta una de las más pródigas y ricas. Se realizó entre el 18 y el 26 de enero de 1978. Cinco meses de arduos debates y análisis estudiaron los pasos a seguir.

A partir de ésta surge la conformación de un EJERCITO REVOLUCIONARIO. Ya estaban encaminados los proyectos de Estatuto, un Reglamento de Régimen Disciplinario y las Normas de Comando que harían regir la vida de las FARC – 

Hubo también en esta Conferencia un balance general de todo el trabajo de esta organización guerrillera, de su organización política y de masas.

Surge también la necesidad de pasar las áreas guerrilleras a una organización clandestina de actividad política, se necesitaba resguardar del enemigo la actividad política.

Hubo también en esta etapa un reajuste del Estado Mayor Central, como también del cuerpo de comando y crearon los Estados Mayores de Frentes de acuerdo con los Estatutos de Reglamento.

Quedó constituido firme y definitivamente el SECRETARIADO DE ESTADO MAYOR CENTRAL, que venía funcionando desde el Plenario de Estado Mayor de enero de 1973.

Séptima Conferencia 

Mayo 4 – 14 de 1982

(Fragmento del Informe Central de la Conferencia)

Para comenzar este informe tenemos que decir que el aporte de los diversos frentes no estuvo a la altura del tipo de análisis que los comunistas estamos obligados a hacer cuando se trata de cuestiones trascendentales como esta Conferencia, que necesariamente tiene que darnos lineamientos muy claros sobre táctica y estrategia militar, darnos de manera más elaborada un Estatuto, un Reglamento de Régimen Disciplinario y unas Normas de Comando que nos permitan el manejo de un Ejército Revolucionario, y aclararnos suficientemente la política general de las FARC, que es la política general, su línea de organización en el campo de los núcleos de solidaridad, de nuestra línea de masas en el campo de la organización popular y conceptos en cuanto al Programa Agrario de los Guerrilleros y también sobre las modificaciones y nuevas introducciones.

¿Por qué decimos que el aporte no estuvo a la altura del tipo de análisis que nosotros estamos obligados a hacer, cuando se trata de cuestiones trascendentales de un movimiento armado como el nuestro? Sencillamente por que nos hemos planteado el paso a la organización de un Ejército Revolucionario y en tal caso, todos los integrantes de las FARC estamos obligados a aportar, cada uno, nuestro granito de arena. Claro que hubo contribución de los Frentes Primero en la comisión Pedro Pablo Bello al mando de Madir y Jovany, Segundo y Décimo Segundo, algunas opiniones verbales de otros compañeros que insertaremos cuando ubiquemos los planteamientos de este informe en relación con las tesis y los demás documentos preparatorios de la Conferencia.

Los demás Frentes, porque seguramente no estuvieron suficientemente claros del mecanismo que empleamos para la discusión y el aporte de ideas en tomo de los documentos preparatorios, sus aportes los reservaron para exponerlos en la Conferencia y como consecuencia no se pudo incluirlos en este informe central.

Aclarado esto, ahora podemos pasar al planteamiento concreto en cuanto al cambio en el modo de operar de que habla la primera tesis del material preparatorio de la Séptima Conferencia. En la tesis primera los camaradas hallarían material suficiente para una comprensión completa y exacta en cuanto al cambio en el modo de operar del Ejército. Ahí se hace la afirmación de que el Ejército a golpes de experiencia está introduciendo un nuevo modo de operar que se concreta en la acumulación, evaluación y compartimentación de inteligencia especializada para el nuevo modo de operaciones militares de contraguerrilla, y luego, para la práctica de una táctica que evita el uso de caminos, trochas asentadas y otras vías de uso común u obligado, para burlar la confrontación con la táctica de la guerrilla que ha sido fundamentalmente la de emboscadas. Ahora la tropa marcha en sus misiones operativas a campo traviesa, lo que impide o limita en grado sumo la emboscada y de esta manera la guerrilla queda en inferioridad de condiciones, combatiendo a un enemigo que no da blanco porque conoce suficientemente la vieja táctica militar de las guerrillas. Por el material incluido en la tesis sobre el cambio en el modo de operar del Ejército, especialmente de aquella parte que asume las funciones de contraguerrilla, los camaradas quedarían enterados de que en realidad nos hallamos frente a un cambio en el modo de operar del Ejército.

 Octava Conferencia Nacional de Guerrilleros

Fragmento de Conclusiones generales – 27 de Mayo-03 de Abril – año 1993

1 .

La Conferencia aprueba el informe central presentado por el Estado Mayor Central y lo incorpora como su conclusión fundamental.

2 .

Aprueba la siguiente Declaración Política:  NUEVO GOBIERNO PARA   ALCANZAR   LA   PAZ

3 .

Aprueba la Plataforma para un Nuevo Gobierno de Reconciliación y Reconstrucción Nacional.

4 .

Aprueba el Programa Agrario de los Guerrilleros.

5. SOBRE  LA  UNIDAD

Hemos recorrido un tramo importante de unidad a través de la COORDINADORA GUERRILLERA SIMON   BOLIVAR  que nos ha permitido enfrentar conjuntamente la política antipopular del régimen, con especial intensidad durante el gobierno de Cesar Gaviria. Esto nos  ha  permitido conocernos mejor con nuestros aliados y fortalecer nuestra convicción sobre la necesidad estratégica de la UNIDAD.   

Es oportuno plantearnos una nueva Cumbre de Comandantes, que nos permita balancear esta última etapa y precise cómo afianzar los elementos que nos unen con las otras fuerzas y también estudiar la forma como cada una de las organizaciones de la Coordinadora podrá manifestarse, en relación a las conductas o planteamientos que  no comparta.

6. SOBRE LA O.P.

Es inaplazable la reconstrucción y fortalecimiento de la O.P. garantizando su  constante desarrollo ideológico y político, así como su activa ligazón con el conjunto del movimiento de masas en su lucha por  la democracia, justicia social y paz reales.

 

Asumiendo con responsabilidad la realidad política y de seguridad en que  debe desarrollar su actividad, la tarea se debe orientar  en dos sentidos:

A. Construcción de estructuras clandestinas por parte de FARC que serán atendidas por la guerrilla hasta que las instancias nacionales decidan a quien  se  pueden  entregar.

B. Reconstrucción de las estructuras legales, partiendo de la recuperación de toda aquella militancia sana, que por distintas razones se encuentra marginada.

Novena Conferencia Nacional de Guerrilleros 2007

(Fragmento de la declaración política)

 

Saludamos al pueblo colombiano y le comunicamos la exitosa realización de nuestra 9 Conferencia Nacional, preparada y efectuada a pesar del oprobioso incremento y accionar de las tropas gringas en el territorio nacional y de las operaciones del llamado Plan Colombia que, como se sabe, están dirigidas principalmente contra la población civil.

Concluimos que hoy, al igual que durante todo el siglo pasado, La Casa Blanca decide las políticas esenciales de nuestro país, impone su concepción del estado, elabora, diseña y dirige las estrategias y planes de la fuerza pública así como las reglas fundamentales para las finanzas, la industria y el comercio de Colombia, frente a lo cual los distintos gobiernos han permanecido arrodillados y los presidentes comportado como verdaderos cipayos.

Hoy, como durante el siglo XX, el país atraviesa una profunda crisis cuyos efectos golpean no a los ricos, sino al pueblo, a través de la cotidianidad de una violencia económica, social, militar y moral como consecuencia de un ordenamiento político corrupto, apenas justificado por un sistema electoral tramposo y una gran prensa adocenada.

Hoy, igual que si empre, los indígenas, campesinos, colonos y las diferentes comunidades afro descendientes sufren la arremetida criminal de terratenientes y latifundistas que ambicionan sus tierras a como dé lugar.

Hoy, como sucede desde medio siglo atrás, los dueños del poder, de las haciendas y del dinero organizan bandas criminales encargadas de agredir al pueblo y sembrar el terror en la población, paralelas y siamesas de las fuerzas policiales y militares oficiales, para eternizarse como gobernantes, nutridos en esta oportunidad con las inagotables finanzas del narcotráfico y conformando así un estado paramilitar y mafioso de características fascistas.

Por todo esto, hoy, al igual que hace medio siglo, la ilegitimidad del régimen y el terror del estado dan vigencia al alzamiento popular y convalidan ante el mundo el sagrado   derecho del pueblo colombiano a la rebelión.

El conocido como proceso de la para política que se desarrolla actualmente está  demostrando los profundos y sólidos nexos entre el poder político, el militarismo, la corrupción administrativa y el narcotráfico, así como años atrás habían sido evidentes las profundas raíces de los capos Pablo Escobar Gaviria, don Berna y los hermanos Castaño Gil en la política regional cuando Álvaro Uribe fue Alcalde   de Medellín, Gobernador de Antioquia y director de la aerocivil, cuando trajeron a los mercenarios israelitas y cuando se formaron Las Convivir, como también fue visible esa articulación impúdica durante el llamado proceso 8000. Es que Colombia ha sido   siempre gobernada de esa mala manera.

Con la farsa de Ralito, la oligarquía quiso ocultar el incremento del poder de las mafias enquistadas en el aparato del estado, inundar con sus narco dólares el mercado nacional y alcanzar la impunidad para algunos capos amparados en una legalidad aprobada por los mismos paramilitares en el parlamento con la afanosa e invaluable ayuda del gobierno nacional y del uribismo.

La profunda crisis que atraviesan los partidos tradicionales   y la institucionalidad, es reflejo de los graves desequilibrios económicos y sociales existentes que solo se podrá superar, cuando entre las mayorías seamos capaces de forjar unas   nuevas relaciones cimentadas sobre principios de soberanía, democracia cierta, justicia social y ética administrativa a toda prueba.