miércoles, 24 de abril de 2024
Particulares Pico y placa Miércoles 3 y 4

En vacaciones, consuma con moderación


En vacaciones, consuma con moderación 1
Melissa Céspedes

COMPARTE

Con la llegada de las festividades se incrementan los factores de riesgo para contraer enfermedades en el organismo. La clave es comer y beber con moderación y en lugares confiables.

 

Durante estas fechas el consumo de licor, embutidos, comidas exóticas, abusar de todas estas y hasta la manipulación de pólvora, pueden jugarnos una mala pasada y amargarnos las festividades de fin y comienzo de año.

Los llaneros, que habitualmente comemos en excesos y con altos contenidos de grasas o picantes, además del licor, debemos pensarlo dos veces y, por ejemplo, no pasar por alto la verificación de la calidad, procedencia y manipulación de lo que consumimos.

Expertos en salud advierten que, a pesar de los controles establecidos por las autoridades en la comercialización de los productos, continúan las amenazas para la salud pública que requieren atención especial. Las principales causas de accidentes tóxicos son:

El alcohol

Los profesionales enfatizan en la importancia de conocer el origen y la calidad de las bebidas alcohólicas. Asimismo, recomiendan destruir las botellas para evitar la reutilización y el empaquetado de licores adulterados. Además, las preparaciones artesanales o en casa como el vino casero, chirrinchi, chicha y masato, se deben tener en cuenta las precauciones en el grado alcohol, el tiempo de fermentación, las medidas sanitarias adecuadas para impedir la adquisición de bacterias durante su preparación y los entornos donde se prepara.

Alexander Soler, médico de la Cruz Roja en Villavicencio, explica a Periódico del Meta que “hay que tener mucho cuidado en cuál es su origen, tener presente que tiene que tener las características de los estampillados de las licoreras, las características propias del licor, es decir, que no debe tener un color diferente al transparente o cristal, que no presente depósitos, que sus sellos sean originales, tanto para la distribución como para la compra”.

El licor adulterado o diluido con alcohol etílico puede llevar a intoxicaciones muy severas con secuelas irreversibles como la pérdida de la visión o la muerte. De igual forma, con el consumo excesivo de alcohol se pueden desarrollar con un tiempo de 10 a 15 años, insuficiencia renal, cirrosis hepática, explica Soler.

Lea: Dos adultos son los nuevos lesionados por pólvora en el Meta

Los alimentos

Durante las festividades, el consumo de carnes rojas y embutidos también representa. Se enfatiza en la importancia de la refrigeración, evitar romper la cadena de frío, es decir, una vez descongelados deben consumirse para impedir un proceso de fermentación; comprar en establecimientos habilitados para la venta de estos productos. Asimismo, reducir el consumo de sal y azúcar en las preparaciones.

Las secuelas de nuestra alimentación no las vamos a ver de inmediato a excepción que nos intoxiquemos, a largo plazo tenemos un enemigo silencioso, que es la hipertensión. La diabetes, es otra enfermedad que se presenta por una mala alimentación y la ingesta de azúcares. Debemos llevar el mensaje de un consumo adecuado que es lo que hemos tratado de hacer los médicos con la famosa medicina preventiva”, expresa Soler.

La intoxicación con carnes rojas presenta dolores abdominales, cólicos, náuseas, vómito y deshidratación. Sin embargo, Camilo Uribe, toxicólogo clínico, afirma que es común para esta época, el aumento en casos de accidentes tóxicos a causa de los frutos del mar.

Las intoxicaciones por frutos de mar muchas veces son por toxinas que pueden producir cuadros de tipo neurológico, por ejemplo: parálisis, paro respiratorio, convulsiones o reacciones alérgicas severas, donde se inflaman las aéreas superiores a nivel de la nariz y la tráquea y la persona puede morir ahogada”, manifiesta Uribe.

La pólvora

A pesar de las advertencias, persiste el uso de pólvora, especialmente aquella a base de fósforo blanco, por ejemplo, los totes. Los niños son particularmente vulnerables, ya que la pólvora con los componentes tóxicos puede tener un sabor dulce, incrementando la tentativa de consumo.

El doctor Uribe, indica que: “el año pasado, después de varios años sin presentar casos de mortalidad por fósforo blanco, en Colombia se presentaron algunos casos de mortalidad por este tipo de pólvora. Es importante que se acuda en las primeras 4 a 6 horas después del consumo, generalmente después de ese tiempo la sustancia tóxica causa en el cuerpo, una lesión de características prácticamente irreversibles, principalmente en el hígado de esa persona”. Por esta razón, se recomienda mantener fuera del alcance de los niños.

Finalmente, en medio de las celebraciones, la seguridad y la salud deben ser prioridad. Las precauciones sugeridas por los expertos abordan los riesgos asociados con el alcohol, los alimentos y la pólvora, recordando a la ciudadanía la importancia de celebrar de manera responsable y evitar situaciones que puedan poner en peligro el bienestar de todos.


Melissa Céspedes

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales