‘Es la oportunidad para los remisos’: comandante de la Séptima Zona de Reclutamiento en Villavicencio

Coronel Cesar Remolina, Comandante Batallón Reclutamiento 3

Más de 14.000 personas en la Orinoquia tienen multas por no haberse presentado al Ejército y definir su situación militar. Pocos saben que hay una amnistía excepcional hasta el 3 de agosto para salvarse de pagarlas.

De aprobarse en los próximos días un proyecto de Ley que cursa en el Congreso de la República, las personas que no han definido su situación militar y sean remisos tendrán otra gran oportunidad de acceder a la libreta militar sin necesidad de que paguen multas.
Aunque en la actualidad está vigente una amnistía para acceder a este beneficio, la misma se vence el próximo 3 de agosto y lo que pretende el proyecto es extender por un año más el período de gracia.

Periódico del Meta (PDM) dialogó con el teniente coronel César Julio Remolina Lizarazo (C.R.), comandante de la Séptima Zona de Reclutamiento en Villavicencio, para explicar cuál es la amnistía, porqué algunos jóvenes le siguen teniendo miedo al Ejército y qué perfil de soldado se requiere hoy.

PDM: ¿Qué es una persona remisa?
C.R.: Es un ciudadano que fue citado para definir su situación militar pero que por cualquier motivo no se presentó ese día ante la guarnición militar.

PDM: ¿Por qué no se presentan si es obligación?
C.R.: Cuesta creerlo pero en la mayoría de los casos es porque la madre o el padre no dejan presentar al joven y lo que están ocasionándole es un daño que cuesta dinero. Las familias deben saber que del 100 por ciento de jóvenes aptos, apenas el 2,5 por ciento presta el servicio militar en Colombia.

PDM: Es un porcentaje muy bajo…
C.R.: Claro. Hay mucha excepción de ley: desde problemas de sanidad, objeciones de conciencia, ser hijos únicos, pertenecer a la comunidad LGBTI, ser padres o, como ocurre en la Orinoquia, hay mucho joven desplazado o víctima del conflicto, lo cual lo inhabilita también para prestar el servicio.

PDM: ¿Cuántos remisos hay en la Séptima Zona de Reclutamiento?
C.R.: Tenemos un cálculo aproximado de 14.000 ciudadanos remisos que tienen multas que oscilan desde dos salarios mínimos legales, hasta 16 millones de pesos. Esas multas no son para el Ejército, es para el Estado.

PDM: ¿En qué consiste la amnistía?
C.R.: Para que aquel ciudadano que esté en condición de remiso solucione su situación son pagar dichas multas. Si el remiso tiene 24 años en adelante, solo necesitan acercarse a cualquiera de los 60 distritos militares que hay en el país, con una fotocopia de la Cédula de Ciudadanía, tres fotos de 3×4 vestido de saco y corbata (fondo azul) y pagar 117.000 pesos que es el 15% del SMLGV.

PDM: ¿Es decir, nadie paga multa?
C.R.: Exacto. Aquellos que tienen esas deudas millonarias, esta es la oportunidad para pagar solo 117.000 y llevarse su libreta.

PDM: ¿Y los menores de 24 años?
C.R.: De 18 a 23 años, si usted es remiso, debe multa y no está dentro de las exenciones de ley, debe prestar el servicio militar.
PDM: La gente se queja porque toca madrugar para obtener una ficha…
C.R: No hay necesidad de madrugar. Se entregan unas fichas de acuerdo al orden de llegada, pero apenas se acaban se repiten los números. Atendemos de 7:00 a.m. a 4:00 p.m.

PDM: ¿Por qué la gente le sigue teniendo miedo al Ejército?
C.R.: Ir al Ejército es la mejor experiencia que puede llegar a tener una persona. Cuando los padres dicen que “quieren lo mejor para sus hijos” y no los dejan prestar el servicio militar, insultan la Institución y a lo mejor frustran el futuro del muchacho. Las estadísticas demuestran que nuestra juventud hoy muere en accidentes de tránsito, por imprudentes en motos, sobredosis, riñas callejeras o infortunadamente por la delincuencia común. No se mueren en el Ejército.

PDM: Algunos padres piensan que aprenden mañas…
C.R.: Los soldados llegan aquí, como los enseñaron en casa. Es el reflejo del hogar. Si en la familia no vieron a nadie borracho o consumiendo drogas, los jóvenes van a seguir así estén donde estén. La familia debe ser el ejemplo.

PDM: ¿Cuál es el perfil que necesita ahora el soldado?
C.R.: Luchamos para que sea un joven íntegro. En nuestras filas ya no hay soldados desescolarizados. Si tienen la primaria, en su permanencia deben cursar el bachillerato gracias al SENA. Nuestros campesinos siguen teniendo una cuota alta, pero la intención es que regresen a su hogar.

PDM: ¿El entrenamiento sigue siendo para todos el mismo de hace 20 años?

C.R.: No. El entrenamiento es diferencial. Hay una instrucción básica, pero cuando se define su especialidad (ingenieros, infantería, caballería, artillería) tiene cada uno una capacitación distinta.

PDM: ¿Cuántos soldados requiere la Orinoquia?

C.R: La nueva incorporación se inicia el primero de agosto. Se necesitan alrededor de 2.000 soldados, aproximadamente. Si se presentan en esta jurisdicción, van a prestar su servicio en esta zona.