Exrecluso de la cárcel de Villavicencio murió por Covid-19

Las autoridades de la Cárcel de Villavicencio dijeron que se han tomado las medidas preventivas con los presos enfermos.

El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) informó este viernes, a través de un comunicado, que un hombre de 63 años, quien estuvo recluido en la cárcel de Villavicencio y recuperó la libertad  el pasado  primero de abril, falleció el pasado martes siete de abril en el Hospital Departamental de Villavicencio a causa del Covid-19.

En su comunicado,  el  Inpec informó que el hombre padecía una enfermedad respiratoria hace varios años, la cual había sido tratada en el establecimiento carcelario.

Este adulto mayor estaba condenado a 75 meses de prisión por concierto para delinquir y porte de armas de fuego pero había recuperado la libertad por orden del Juez primero de ejecución de penas de Villavicencio.

Le intersa leer: ¿Mi actitud en esta pandemia definirá el resto de mi vida?

De acuerdo con la información entregada por la entidad encargada de las cáceles en el país, el médico que atendió a este hombre en el Hospital Departamental de Villavicencio también se encuentra en cuarentena preventiva.

Además, el capitán Miguel Ángel Rodríguez, director de la cárcel de Villavicencio, dijo a periodicodelmeta.com que hay seis internos con tuberculosis quienes están aislados del resto de población reclusa. Dijo que mediante la emergencia carcelaria se dispusieron recursos para la compra de útiles de aseo y desinfección, y en los siguientes días se dispondrán de elementos para el personal tales como tapabocas, gel desinfectante, jabones y paquetes de aseo para los reclusos.

“La semana pasada tuvimos la esterilización de todas las zonas del establecimiento carcelario, las cuales quedaron desinfectadas”, manifestó el funcionario.

Tras el riesgo sanitario que se puede presentar en la Cárcel de Villavicencio, donde hay cerca de 2.000 internos,  el Inpec  informó que se inició el protocolo de emergencia en salud en el establecimiento carcelario.

Medidas

Así mismo, y teniendo en cuenta la amenaza presentada, el Inpec tomó las siguientes medidas dentro de la cárcel de Villavicencio:

  • Los adultos mayores y pacientes con patologías previas fueron trasladados a una zona de aislamiento primario especial, donde van a ser monitoreados por personal de la salud para hacer un proceso de búsqueda activa, con el fin de monitorear casos sospechosos.
  • Los demás internos del establecimiento también se encuentran aislados, bajo el procedimiento de búsqueda activa de cualquier síntoma, con el fin de ser atendido de manera inmediata.
  • Este sábado 11 de abril se realizará un consejo de seguridad municipal, a fin de establecer otras medidas frente al tema.
  • La Agencia Nacional de Epidemiología realizará el día de mañana un cerco epidemiológico en el Establecimiento para identificar la ruta de contagio de esta persona.
  • Se solicitó apoyo al Instituto Nacional de Salud para realizar la prueba de COVID – 19 a los funcionarios del Cuerpo de Custodia y Vigilancia que trabajan en el Establecimiento y los Privados de la Libertad que tuvieron contacto con la persona contagiada.
  • Se asignaron recursos para comprar de manera inmediata elementos de bioseguridad a todos los funcionarios del establecimiento.

Amenaza de huelga

El exinterno de la cárcel de Villavicencio se convirtió el Viernes Santo en la segunda persona en morir por coronavirus en el departamento del Meta, que reporta ya 16 casos positivos de la enfermedad, de acuerdo al Instituto Nacional de Salud.

Hace unos días, algunos presos de la cárcel amenazaron iniciar una huelga de hambre debido a las críticas condiciones de hacinamiento que sufren desde hace años y por el riesgo que conlleva la pandemia en las cárceles. Exigieron acelerar la excarcelación anunciada por el Gobierno Nacional para descongestionar los centros penitenciarios.

Al menos dos reclusos se comunicaron con periodicodelmeta.com dijeron que las condiciones son muy complejas al interior de la cárcel y confirmó que varios han estado muy enfermos, por lo que están exigiendo apoyo para mejorar las medidas sanitarias.

«Tenemos  mujer, hijos y familia que están preocupados. Somos seres humanos que necesitamos la ayuda del alcalde y del gobernador. Necesitamos que nos escuchen porque esto es muy serio. Nos están dejando morir. Vamos a entrar en huelga de hambre para que nos escuchen», dijeron los internos que se comunicaron con este medio.