Vía libre para que iglesias reabran puertas a feligreses

Las iglesias en Villavicencio ya habían iniciado un plan piloto para reabrir templos.

A partir de mañana primero de septiembre estaría autorizada la reapertura de las iglesias católicas y los servicios religiosos en todos los municipios del país.

Así lo explica una carta de la Conferencia Episcopal de Colombia enviada a la comunidad católica, en la que explica que de acuerdo al Decreto Legislativo 1168 (del pasado 25 de agosto), se autoriza la reapertura de iglesias y servicios religiosos, sin importar el nivel de afectación por la covid-19 que tenga la ciudad o población.

Lea también: Iglesias aprobaron plan piloto para regreso de feligreses en Villavicencio

A los templos sí estará permitido el ingreso al templo de menores de edad y de personas mayores de 70 años quienes deben ir con su tapabocas y cumplir con el
protocolo de bioseguridad.

La misiva, enviada por monseñor Óscar Urbina Ortega, Arzobispo de Villavicencio y  Presidente de la Conferencia Episcopal, advierte que de todas maneras las iglesias deben cumplir y garantizar con «los protocolos de bioseguridad expedidos por el Ministerio de Salud y Protección Social”.

Lea aquí: Aprobado plan para reabrir restaurantes, pero con requisitos

Entre ellos, las iglesias deben garantizar que no habrá más de 50 personas en sus templos o lugares de congregación (incluyendo el sacerdote), además de guardar el distanciamiento obligatorio.  Si el templo es pequeño, ingresaran sólo las personas que puedan mantener la distancia de dos metros de aislamiento.

Para el caso del Meta, cada alcalde debe autorizar y garantizar estas condiciones de bioseguridad. El portavoz de la Arquidiócesis de Villavicencio,Carlos Villabón, dijo a periodicodelmeta.com, que se espera que esta tarde haya luz verde por parte de la administración de Felipe Harman para que mañana martes se reabran  las iglesias. 

Como se recordará, ya los pilotos y protocolos están listos en la capital del Meta, pero el alto número de contagios de las últimas semanas obligó a los sacerdotes a detener el avance de etapas para la reapertura y cerrar de nuevo los templos.

Las bancas en las iglesias deben tener distanciamiento físico marcado.

Para la reapertura, cada párroco debe asegurarse que su parroquia cumpla el
“protocolo de bioseguridad para mitigar, controlar y realizar el adecuado
manejo del riesgo de la pandemia del Coronavirus Covid–19 en el sector religioso”, que fue adoptado por la Resolución 1120 del 3 de julio de 2020, del
Ministerio de Salud y Protección Social, reza la comunicación de la Conferencia Episcopal.

Las autoridades hacen la advertencia que en cualquier caso, todos los feligreses deben responder por su autocuidado y no asistir al templo si están enfermos o tienen
síntomas asociados con la covid-19.

Después de 15 días, cada alcaldía evaluará si es posible que las condiciones permitan incrementar al aforo a 35% en los sitios de congregación.  Si no se cumple el protocolo y se presenta aumento de personas contagiadas, el Alcalde podrá pedir la restricción de los servicios del templo.