Investigada por homicidio de su expareja asumió como concejal

La concejal de Puerto Gaitán, Zulay Slendy Méndez, tomó posesión el primero de noviembre.

Zulay Slendy Méndez es acusada de haber ordenado la muerte de su expareja, Luis Felipe Gelvez.

Como consecuencia de un vencimiento de términos por la lentitud de la justicia, Zulay Slendy Méndez Gualteros, recuperó la libertad y pudo juramentarse como nueva concejal en el municipio de Puerto Gaitán, durante la instalación del último periodo de sesiones ordinarias correspondiente a la actual vigencia 2021, pese a estar acusada de homicidio.

Le interesa leer: Cae reducto del Clan del Golfo en el Meta, vinculado a 20 asesinatos

El acto fue presidido por el Alcalde, Jorge Plazas Hernández, la noche del pasado lunes primero de noviembre. El insólito caso provocó que se desplazara de su curul a Carlos Enrique Rivas, quien la reemplazó por más de un año, en vista de que ella no pudo posesionarse el año pasado, para el actual periodo constitucional 2020–2023.

Méndez Guateros participó en las elecciones regionales del 27 de octubre de 2019 y salió elegida concejal por el partido Cambio Radical.

Los primeros días del mes de diciembre de 2019, Zulay Slendy se hallaba en la ciudad de Bogotá y fue capturada en cumplimiento de una orden judicial y trasladada a Villavicencio donde se cumplieron las diligencias preliminares junto a otras cinco personas investigadas por tráfico de estupefacientes y concierto para delinquir con porte ilegal de armas de fuego, dependiendo de la posible participación de cada una de ellas.

La Fiscalía señala a la concejal de haber pagado supuestamente, $60 millones para que asesinaran a su expareja sentimental, el empresario, Luis Felipe Gélvez Jiménez, propietario de la empresa “SIS Transportes S.A”, en hechos ocurridos el 12 de junio de 2016, en Puerto Gaitán. Según la hipótesis, al parecer con la pretensión de querer quedarse con todas sus propiedades, algunas de ellas ya a nombre de la pareja.

Puede leer: Prosperidad Social inicia quinto ciclo de pagos de Familias en Acción

Al parecer, momentos antes de morir, la víctima habría pronunciado a uno de los policías judiciales que la responsable de su deceso sería su expareja, Zulay Slendy, de acuerdo con lo dicho por la Fiscalía en las diligencias preliminares en diciembre de 2019, en el Palacio de Justicia de la capital del Meta.

Por presuntamente ser la determinadora del crimen, un juez con función de control de garantías, la afectó con medida de aseguramiento privativa de la libertad y le concedió la detención domiciliaria en su lugar de residencia.  Pues no registraba antecedentes judiciales, tenía arraigo, era madre de un menor y estaba recuperándose de una cirugía estética.

Transcurrido más de un año de haber quedado asegurada, se vencieron los términos para que un Fiscal de la Unidad contra bandas criminales la llevara a juicio, etapa que está por comenzar ante un Juez penal del circuito de Puerto López.

Al ser consultada para conocer su versión, la concejal dijo que por recomendación de su abogado este le sugirió no otorgar ninguna entrevista ni hablar con medios periodísticos hasta cuando empiece el juicio.

Periódico del Meta buscó también a otros concejales de Puerto Gaitán para conocer su opinión pero no fue posible el contacto.

Le interesa: Justicia aleja a Víctor Bravo de la política

Seguirá vinculada pero como concejal

Pese a que está libre, sigue vinculada al proceso penal en calidad de autora intelectual por el delito de homicidio, e irá a juicio una vez fije fecha el juez de conocimiento, donde ella controvertirá las acusaciones de la Fiscalía en su derecho de defensa.

Por ahora, le está permitido trabajar y ejercer como concejal hasta tanto la justicia determine otras disposiciones dentro del curso procesal penal.

Las otras personas también procesadas son: Ferney Martínez Rodríguez, alias “Gomelo”, José Rafael Hernández Flórez, alias “Foca”, Alejandro Vladimir Arias Moreno, alias “Paisano, Wilker Javier Sánchez Rodríguez alias “Veterano” y Marco Tulio Nieto Riaño, este último, supuestamente con quien habría fraguado el crimen, según la Fiscalía.

Todos ellos están señalados por el ente investigador de, supuestamente, integrar un grupo armado criminal denominado “Libertadores de Vichada” con presencia en zona rural de Puerto Gaitán y Vichada, para el año 2009.

Según investigaciones del organismo judicial, los cinco hombres, posiblemente se dedicarían a traficar con estupefacientes para financiar la organización criminal.