Jóvenes con mucha parla

Imagen: Freepik.com

En Villavicencio, un grupo de expertos en esta disciplina ha encontrado una correlación entre la seguridad personal y la buena oratoria como mecanismo para el desarrollo

Por Daniel Correal.

La oratoria es definida por la Real Academia Española como “el arte de hablar con elocuencia”. Tradicionalmente se ha construido y limitado esta disciplina al ejercicio políti co enfocada en la persuasión de las personas, sin embargo, su impacto en la cotidianidad del ser humano ha permitido visibilizar las ventajas que representa en el desarrollo de la vida en general.

“La gente tiene un preconcepto de la oratoria, porque generalmente la vinculan con orar o hablar como (Jorge Eliécer) Gaitán, entonces es una oratoria muy política que está mandada a recoger. Los humanos comunicamos diferente, somos emociones, somos instinto, somos razones y de esa misma forma hay que desarrollar estrategias para comunicar, tenemos que hacerlo, romper ese concepto erróneo de la oratoria, por una oratoria real”, afirma Cristian Javier Rodríguez, presidente de la Academia de Oratoria y Debate Identidad Colombia.

Precisamente, la oratoria tradicional ha evolucionado de su estilo eufórico como forma de prestigio y poder, permitiendo actualmente la participación de nuevos sujetos, como la mujer, con nuevos mecanismos como el storytelling, es decir contar historias que permitan una relación más cercana con el público.

Es común escuchar sobre el poder de la palabra en la conformación de sentidos y significados en la sociedad, definiendo personas, grupos poblacionales e inclusos territorios, generando percepciones de unos con los otros.

“Somos lo que comunicamos, y si nosotros decimos que este país esta jodido, es corrupto, y demás problemáticas, eso no va a cambiar la realidad, pero si nos va definir mentalmente que somos, pero si nosotros decidiéramos cambiar ese chip y comenzar a comunicar con efectividad, positivismo, actitud, pasión, el país va seguir siendo el mismo, pero vamos a sentar unas bases para una nueva identidad en Colombia, entonces la identidad surge de como comunicamos”, agrega Cristian Javier Rodríguez.

Esta disciplina no discrimina, sin embargo, como todo conocimiento es preferible adquirirlo joven para tener un mejor desarrollo, además, de tener menos “mañas comunicativas” a esa edad. No obstante, expertos en el tema como Jhoan Andrés López y Cristian Rodríguez, cofundadores de la Academia de Oratoria y Debate Identidad Colombia (AODIC), han encontrado una correlación entre la seguridad personal y la buena oratoria o comunicación, identificando en la región un panorama complejo. Los jóvenes realizan con el apoyo de la Universidad Santo Tomás, un concurso de oratoria en varios colegios de Villavicencio, en los cuales aprovechan para hacer talleres y enseñar técnicas.

Incentivar la oratoria

El incentivar estas habilidades puede influir en diferentes escenarios, fortaleciendo especialmente las relaciones interpersonales y haciendo más competitivas a las personas con su capacidad de expresión.

“Las personas deben desarrollar competencias en comunicación, generar ideas y argumentarlas, es importante que se conozcan a sí mismos para después empezar a ver algunas herramientas de la oralidad, hablamos de proxémica que es la relación y acercamiento que tengo con el público, y la kinésica que involucra la corporalidad, nuestro cuerpo habla con o sin palabras, entonces las manos y el rostro son los factores más importantes de la corporalidad, somos un conjunto, y todo es fundamental para manejar escenarios”, explica Jhoan López, vicepresidente de la Academia de Oratoria y Debate Identidad Colombia.

Cristian Rodríguez, por su parte afirma que “todos los días podemos hacer lazos interpersonales halagando, pidiendo el favor, usando estrategias muy sencillas para impactar a los demás con cosas diferentes que usualmente no hacemos. El fin de la comunicación es crear un puente para conectar a las personas, una de las mejores estrategias para conectar es a través del halago, porque dejas de pensar en ti y piensas en los demás y lo haces a través de la comunicación”, resalta, el presidente de la Academia de Oratoria y Debate Identidad Colombia.

Igualmente, otros de los aspectos a tener en cuenta para potencializar las prácticas comunicativas es la tonalidad, velocidad y modulación a l momento de hablar: “debemos hacer cambios en nuestra voz y jugar con ello para llamar la a atención y generar curiosidad”, puntualiza López.