La prevalencia de la Artritis

La Artritis Reumatoide, cuya sigla es AR, es una enfermedad crónica que afecta principalmente a las mujeres y se caracteriza por un fuerte impacto en la funcionalidad de las articulaciones.

De acuerdo con Andrés Fernández, reumatólogo y actual presidente de la Asociación Colombiana de Reumatología, Asoreuma, se estima que “en Colombia la Artritis Reumatoide es prevalente en 1.5 por ciento, es decir, por cada 1000 habitantes 15 tienen esta enfermedad. Las mujeres sufren más de artritis que los hombres, estimándose que por cada hombre afectado hay 3 mujeres que la padecen”.

Le puede interesar: Polémica en redes por tala de árboles en avenida 40

La AR hace parte del grupo de enfermedades que se desarrollan por auto-ataque del sistema defensivo hacia el mismo cuerpo (enfermedad auto-inmune), desencadenando dificultad para realizar las actividades cotidianas. Si bien la causa aún no es conocida y puede desarrollarse a cualquier edad, vale la pena tener en cuenta los factores de riesgo asociados con la enfermedad[1],2:

·             Susceptibilidad genética

·             Sexo y edad

·             Índice de masa corporal u obesidad

·             Tabaquismo

·             Agentes infecciosos

·             Factores hormonales, nutricionales, socioeconómicos y étnicos 

La Artritis Reumatoide puede diferenciarse de otros tipos de artritis, por las articulaciones que comúnmente se ven afectadas y por la simetría de su sintomatología, es decir, generalmente ambas partes o lados del cuerpo se ven involucrados; siendo en su mayoría manos, codos, hombros, cuello, mandíbula, caderas, rodillas, tobillos y pies. 

Lea: Expo Feria Numismática en Villavicencio

Es muy importante que en el proceso de detección, diagnóstico y tratamiento oportuno de la AR se incluya el acompañamiento familiar y la guía por parte de los profesionales de la salud, pues son ellos quienes confirman el desarrollo de la enfermedad y el manejo adecuado que se le debe dar.

“Desafortunadamente un paciente tarda alrededor de 6 a 9 meses en ser visto por un reumatólogo, perdiéndose tiempo valioso en el inicio de un tratamiento óptimo, que permita controlar la enfermedad en los primeros 6 meses, tiempo que se considera vital para el inicio de un tratamiento, dado que se pueden tener mejores resultados si se hace una intervención temprana” asegura el reumatólogo, presidente de Asoreuma.

Acá: ‘Hablemos de verdad’, en Villavicencio

Así mismo, añade que en Colombia no es suficiente el número de reumatólogos, pues en la actualidad 200 especialistas hacen parte de la Asociación Colombia de Reumatología y sólo 18 de ellos son especialistas en pediatría.

EmpoderamientoGina Ochoa, líder de la Fundación LICAR, Liga del Caribe contra la Artritis y el Reumatismo, asegura que “la población tiene poco conocimiento de las enfermedades reumáticas entre éstas la Artritis Reumatoide; la sintomatología tiende a confundirse con otras patologías por lo que generalmente