Las pruebas claves para la investigación del puente Chirajara llegarán en septiembre

El puente se desplomó el pasado 15 de enero dejando como saldo la muerte de nueve personas.Archivo particular

por: redacción El Espectador

Las pruebas enviadas a investigadores internacionales acerca del desplome del puente ubicado en la vía Bogotá-Villavicencio, llegarían a Colombia aproximadamente en dos meses.

Fuentes cercanas a la Fiscalía confirmaron a El Espectador que las respuestas de las pruebas que habían sido envidas al Centro Internacional de Métodos Numéricos en la Ingeniería de la Universidad Politécnica de Cataluña (CIMNE) llegarán para el mes de septiembre nuevamente a Colombia.

Desde el desplome del puente Chirajara, en la vía Bogotá-Villavicencio, el pasado 15 de enero, el cual dejó un saldo de nueve personas muertas durante el derrumbe, las autoridades han realizado diversas indagaciones que logren explicar lo que sucedió en la construcción.

La Fiscalía, quien ha venido realizando constantes intervenciones en el lugar ya ha hecho 15 inspecciones a las sedes de las empresas que  se encargaron de la construcción, la auditoria y los diferentes contratos que se relacionaron  con el proyecto.

Las fotografías en tercera dimensión (3D) con equipos faro 360, y videos de reconstrucción con ayuda de drones tomados en la zona permitieron a las autoridades tener una visión panorámica del proyecto vial, desde el punto exacto de su desplome. Y son precisamente esas pruebas envidas al centro Internacional de Métodos Numéricos en la Ingeniería de la Universidad Politécnica de Cataluña (Cimne), las que con la respectiva respuesta de los expertos internacionales podrían dar una explicación del comportamiento que tuvo el puente para que la obra concluyera en un irremediable derrumbe.

A pesar de la intervención de las autoridades, aún quedan muchos interrogantes acerca de los hechos que el pasado 15 de enero acabaron con la vida de nueve personas que se encontraban en el terreno para el momento del desplome. Por ahora, dentro de lo que han realizado las autoridades colombianas se tienen las muestras de suelo, roca, concreto, acero y otros elementos que sirven como material probatorio de los hechos.  Las cuales, hace tres meses fueron enviadas al laboratorio Concrelab, en Colombia, en donde ya se realizaron ensayos sobre la resistencia y calidad de los materiales que habrían sido utilizados en la construcción.

Lo último que se supo del derrumbe del puente Chirajara fue la demolición, el pasado 12 de julio, de la torre que había quedado en pie luego del colapso del puente. La demolición tuvo como fin revisar las estructuras aledañas y la realización de algunas tomas de muestras en el cauce.  El Instituto Americano del Concreto (ACI, por sus siglas en inglés) ya había encontrado grietas en la torre que quedó en pie, la cual fue declarada en riesgo de desplome inminente. Esto fue a finales de enero.