Le abren campo al cacao en Guamal

El cacao es sostenible y amigable con el medio ambiente, ya que es un sistema agroforestal sembrado con maderables.

El cultivo en este municipio incrementa en volumen y calidad, catalogándose como el mejor grano regional y el cuarto del país.

Los productores cacaoteros buscan mejorar los protocolos que se requieren para el consumo y su comercialización a nivel nacional e internacional.

En el municipio de Guamal, 120 familias productoras le dijeron sí a la producción de cacao, a través de un proyecto de desarrollo rural inclusivo en el que se invierten 2.112 millones de pesos en las que se han establecido 53 hectáreas de cacao.

En la actualidad el Meta tiene 6.700 hectáreas sembradas en cacao que pueden seguir expandiéndose y según el Ministerio de Agricultura el departamento produce hasta
2.000 toneladas de cacao al año. En Guamal, al año 2018, se sembraron 410 hectáreas, de las cuales 130 fueron cosechadas y se produjeron 78 toneladas de cacao, dando un rendimiento de 0,6 de toneladas por hectárea.

El 90% de la producción total de Guamal, es adquirido por la Compañía Nacional de Chocolates; siendo este el comprador mayoritario de la Asociación Agropecuaria de Guamal (Agroguamal), que es el gremio de productores de cacao del municipio. Con esto, los campesinos que se dedican a cultivar de manera sostenible el fruto, lo denotan
como una oportunidad económica y de desarrollo social para sus fincas.

Nury Hernández, oriunda de Caquetá, con 61 años de edad, lleva 17 viviendo en el Meta y 12 de ellos produciendo cacao en la vereda El Encanto. En su predio tiene sembrado una 1,60 hectárea, de la cual recoge una cosecha de hasta 4.500 kilos en el año.

La productora ha sido campesina de toda la vida, de cultivos y ganadería. Ahora está dedicada al cacao con el fin de montar y legalizar una microempresa de chocolate, propósito que la llevó a titularse como técnica en cosecha de cultivo de cacao, y a su vez, estudiar chocolatería en el Sena, de donde está próxima a graduarse.

Técnicas como secar, tostar, trillar, moler, empastillar y embolsar, hacen que las producciones de cacao en la región mejoren en volumen y calidad. Una parte de la cosecha de su finca El Ensueño la vende a Agroguamal y otra la transforma en productos como postres, chucula, chocolate granulado, chocolate de mesa y licor, productos que se
comercializan en la misma vereda.

“Cuando necesito ayuda, empleo a mujeres cabeza de hogar residentes de la vereda. Ahora, quiero emprender con la cubertura de chocolate y algunos derivados del mismo y así dar a conocer su producto en la región”, dice Nury, quien se siente orgullosa de su producción.

Por otra parte, el productor guamaluno Fernando Coy, junto a su esposa Enith Sanabria, llevan cinco años en el proceso de cultivar el fruto, también en la vereda El Encanto.
Tras salir del municipio a estudiar administración de empresas y volver a su finca Villa Mafe, retomó los procesos de cultivo de cacao de forma eficiente con el objetivo
de incrementar la productividad y mejorar la calidad del grano que se distribuye en la región.

Lea también: Meta contra la automedicación

En la finca se encuentran sembradas 1.000 plantas de cacao en 1,5 hectáreas, que producen hasta 800 kilos al año. El total de la cosecha del productor es vendida a la asociación de productores, y esta direcciona la comercialización del producto a la
Nacional de Chocolates, por medio de la cooperativa a Workakao, en la que se incluyen cacaoteros de los municipios de Granada, Cubarral, El Dorado y El Castillo.

El costo del grano es clasificado según su calidad y presentación, el kilo de cacao corriente tiene un valor de $7.200 y el Premium $7.400. De acuerdo a la Federación Nacional de Cacaoteros el precio promedio nacional es de 7.600 pesos.

“Deseo ejecutar protocolos de fermentación, clasificación y secado en una central de beneficio en Guamal y El Dorado y así poderlo comercializar no solo con el comprador mayoritario sino, a mercados internacionales. Para lograr esto, realizo un curso de instrucción de transformación del grano con el Sena, dando una posibilidad a implementar nuevas formas de convertir el grano”, explica Fernando.

Es importante destacar que, el cacao que producen las familias cacaocultoras de Guamal obtuvo el máximo galardón en el concurso Cacao de Oro Colombia 2017, compitiendo con asociaciones de productores de Antioquia, Nariño, Arauca y Córdoba. Para este año fue premiado como Cacao de Plata regional y Cacao de Platino nacional. El objetivo de estos concursos es seleccionar los granos de más alta calidad de Colombia, aumentando las posibilidades de exportación a mercados especializados que traen consigo exigencias de calidad internacional.

El proyecto es apoyado por Ecopetrol.

Le puede interesar leer: Contraloría adelanta cinco procesos de responsabilidad fiscal en el Meta