Llamado de la Comisión de la Verdad para desescalar la violencia y «escuchar a todos»

Paro Nacional Villavicencio. Foto Santiago Herrera

Un llamado urgente de la Comisión de la Verdad, a través de su presidente, el padre Francisco de Roux, para que el diálogo desescale la violencia de las protestas y no haya más muertos de la Fuerza Pública ni de los manifestantes.

«En el Paro Nacional , para que entiendan que no se puede tolerar más lo intolerable, los jóvenes pusieron el bloqueo e hicieron entender su protesta, pero el bloqueo total y prolongado vuelve intolerable la protesta pues viola los derechos y vulnera la dignidad de multitudes», dijo el padre a través de Twitter.

Le interesa leer:

En un  comunicado, la Comisión de la Verdad explicó que los bloqueos de carreteras y ciudades han mostrado la determinación de los jóvenes y de las comunidades populares, indígenas y afro a no aceptar más la injusticia intolerable. «Pero el bloqueo nacional indefinido lleva al mismo tiempo costos inmensos para el pueblo en alimentación, salud y buen vivir y pérdidas enormes de bienes para toda la sociedad que no pueden seguir acrecentándose».

Sostuvo que la Minga Nacional, inspirada en sus mayores, ha convocado a mantener los puntos de resistencia y a cambiar el método para convertir esos puntos en lugares donde se convoque a todos los sectores sociales a “caminar la palabra” y  construir en el diálogo un acuerdo que acoja los derechos de todos y dé salida a la crisis.

«El bloqueo fue un medio para conseguir un fin. El fin está ya en marcha en la ruta hacia el Pacto social por un nuevo país que han emprendido los indígenas, afros, campesinos y universitarios», manifiesta.

 

Paro Nacional Villavicencio. Foto: Santiago Herrera.

Aseguró que después del trabajo de análisis de las causas del conflicto, han aprendido que  «una vez que se mete la violencia de asesinatos, odios y venganzas, la confrontación convertida en un fin en sí misma lleva a la degradación y la deshumanización y se naturalizan violaciones salvajes a los derechos humanos. Por eso es necesario que el gobierno acoja cuanto antes las garantías de diálogo que pide el Comité Nacional del Paro y que este no se pare de la mesa e inicien ya la negociación impostergable. Y es necesario que el gobierno al más alto nivel llegue a la mesa establecida por los jóvenes de Cali».

«Constatamos con preocupación la manipulación que se hace a través de las redes cuando se incentiva la rabia contra otros, o cuando se propaga el miedo para llamar a acciones de fuerza o generar emociones que lleven a votar con ira en las próximas elecciones. Este es un momento que pide responsabilidad personal y respeto para no dejarse manipular ni manipular a otros.

«Estamos convencidos de que el espíritu de dignidad y justicia que se expresa en esta manifestación ciudadana nos llevará, en la escucha y el diálogo y a una democracia más profunda e incluyente donde nadie sea considerado como enemigo y todos y todas disfrutemos de las condiciones para vivir plenamente como seres humanos».