Lo que viene tras fin de Hernán Gómez en Centro Democrático

En compañía de los directivos de Centro Democrático que renunciaron al partido, Hernán Gómez asegura que no tiene investigaciones por parte de autoridad alguna.

Su renuncia al Centro Democrático, a dos meses de elecciones, supone que de todas formas jugará un papel activo en las campañas.

La novela del Centro Democrático no para en el Meta, aún cuando la decisión de Hernán Gómez Niño de renunciar a la colectividad no causó sorpresa, pues era algo que se esperaba, sí lo hizo la desbandada en conjunto de directivos de ese partido.

Pero era algo que se veía venir, desde cuando las directivas nacionales del partido del expresidente Uribe no argumentaron la razón de sacar de la baraja a quien, según los sondeos de opinión, era al más firme candidato a ganar la Gobernación del Meta.

La respuesta del Centro Democrático llegó un día después de la renuncia masiva, argumentando que “las decisiones tomadas al interior del partido son resultado de procesos democráticos y de decisiones colegiadas”. Sin embargo, el comunicado no aclara las dudas de la decisión, por cuanto no manifiesta cuáles fueron esas consideraciones para no incluir a Gómez Niño en la lista de avales.

Una de las hipótesis fue sobre el hecho de que existían “unos audios” que comprometían a Gómez Niño con contratación en el departamento del Vichada, pero estos nunca se dieron a conocer. Incluso en la rueda de prensa realizada el pasado lunes 12 de agosto en el Hotel Napolitano en Villavicencio, el representante de los ganaderos Alfonso López, quien también fue veedor del partido, aseguró que esos audios fueron escuchados por el Comité Nacional de Ética que una vez los escuchó, dio vía libre al precandidato para continuar con el ejercicio político.

Lea también: De avales y otros intereses

Además de los audios, otra de las hipótesis que surgió, y como consecuencia de la intempestiva salida de la plenaria del Senado de Maritza Martínez al momento de votar los dos artículos de reforma de la JEP, es que Gómez Niño habría salido del juego político por compromisos de Uribe Vélez con la senadora de La U, de cuyo grupo político proviene
y es cercano el hoy candidato liberal Juan Guillermo Zuluaga.

Analistas aseguran que un eventual gobierno de Zuluaga, fortalecería al grupo político de la Maritza Martínez y Luis Carlos Torres.

Esa misma hipótesis asegura que el partido de gobierno requiere de los votos suficientes en el Congreso para elegir Registrador Nacional, Fiscal General de la Nación, y defender, para su aprobación, varias leyes que requiere el gobierno del presidente Iván Duque, entre ellas la de doble instancia y que es ‘referenciada’ como la Ley Arias, por cuanto se dice fue diseñada para beneficiar al exministro de agricultura. Será allí cuando se requerirá y se ‘valorizará’ el voto de la senadora.

Sin embargo, en su momento, la senadora Martínez aseguró en entrevista
a Periódico del Meta, que su ausencia de la plenaria del Senado en la votación de la reforma de la JEP, se debió a su posición de no otorgar penas alternativas a los delitos sexuales por no haber conexidad con el conflicto armado.

“Lo único que yo quería era, previa a la votación, defender mi postura. Sin embargo en el afán de votar, se me niega mi intervención. En concordancia con el Partido de La U entonces no voto y me retiro del recinto. El Consejo de Estado reconoce el no votar como expresión de una postura política”, aseguró la senadora de la U.

Soldado avisado

Pero volviendo a la renuncia colectiva de dirigentes de CD en el Meta, el inconformismo se había dejado ver a principios de agosto, cuando el expresidente Uribe estuvo en la capital del Meta en la convención de CD con la hoy candidata a Gobernación por ese partido Nohora Tovar y los candidatos a alcaldías, asamblea, concejos municipales y ediles. Allí brillaron por su ausencia además del director del partido en el Meta Jaime Londoño, varios directivos más.

Ese pareciera fue otro aviso más de la deserción de esta semana, de gran parte de los directivos del partido. Antes habían abandonado la colectividad, varios líderes de los municipios. En esta rueda de prensa, renunciaron a su militancia en el partido de Gobierno, José Villalobos, veedor del partido en el Meta; Humberto Rojas, representante de los gremios; Rubén Reyes, director político de CD en el departamento; Alfonso López, representante del sector ganadero; Jaime Londoño Flórez, director departamental del CD; Andrés Holguín, ex candidato a la Cámara en las elecciones a congreso del 2018 y de Óscar Rodríguez y Manuel Olarte, integrantes de la dirección municipal de Villavicencio.

A pesar que en voz baja se culpaba a la representante a la Cámara, Jennifer Arias, de la crisis que atraviesa el CD en el Meta, solo fue en la rueda de prensa que se hizo público cuando Alfonso López aseguró que “de forma perversa la representante Arias puso el palo en la rueda a la candidatura de Gómez Niño”. López asegura que todo obedece a un plan bien diseñado por los intereses de Arias en la candidatura de Zuluaga.

“Hace algunos meses en este mismo salón y ante los candidatos a alcaldías, Jennifer defendió el ingreso de Juan Guillermo Zuluaga a CD”, dijo el exdirectivo del partido.

La más afectada con lo que está sucediendo en CD, es la candidata Nohora Tovar, quien cada vez se queda más sola, incluso personas de su propia campaña, aseguran que la representante Jennifer Arias no está saliendo a acompañarla y por el contrario se centró en la candidatura de José Luis Silva, quien aspira a la Alcaldía de Villavicencio por la Alianza Social Indígena, partido que apoya la aspiración a gobernación de Juan Guillermo Zuluaga.

La congresista de Centro Democrático, Jennifer Arias, con José Luis Silva y Juan Guillermo Zuluaga (centro).

Hoy ya es una realidad, Gómez Niño quien en la campaña de 2015 sacó 113.000 votos a Gobernación, ya no es parte de CD. ¿Pero para dónde irán los votos que pueda endosar el exdirigente uribista y cómo saber cuántos son?

En su intervención y siendo coherente con su posición frente al actuar de quienes según él, fueron los responsables de que su aspiración fracasará, Gómez Niño dejó entrever que solo tendría tres opciones a donde llegar o una si logra unir a Antonio Cuéllar, Juan Diego Muñoz y Arley Gómez, en una sola candidatura. Sin embargo, Gómez tendría que lograr unificar esas candidaturas antes de tomar una decisión hacia dónde iría, de hacerlo después estaría perdiendo la objetividad para argumentar esa unificación.

Campaña juntos

A propósito del candidato del partido Alianza Verde, Arley Gómez, causó sorpresa el fin de semana pasada cuando, en el municipio de Restrepo lo vieron caminar al lado de Zuluaga. Fuentes de la campaña del candidato Verde aseguran que solo fue una coincidencia. Sin
embargo esa coincidencia duró varias horas y en varios sitios. En reiteradas ocasiones Periódico del Meta estuvo llamando vía celular al candidato, pero no contestó.

Analistas políticos consideran que la Unión de Antonio Cuéllar, Juan Diego Muñoz y Arley Gómez, podría convertirse en la fuerza con posibilidades de recoger el inconformismo hacia Zuluaga. Este inconformismo se genera, entre otras cosas, en que la candidatura de Juan Guillermo Zuluaga agrupa a las casas políticas que han manejado este departamento en los últimos 30 años y que están representadas en los exgobernadores Alan Jara, Luis Carlos Torres y los excongresistas Jorge Carmelo Pérez, Lucy Contento, y a la actual senadora Maritza Martínez, y al grupo político del alcalde Wilmar Barbosa y del congresista Jaime Rodríguez Contreras