Más de 3.500 metros cúbicos de material se remueven al día en el km 58 de la vía al Llano

Kilómetro 58 de la vía al Llano
Este es el km 58 de la vía al Llano, uno de los más críticos e inestables de esta carretera.

Más de 3.500 metros cúbicos de tierra y piedras se remueven diariamente del kilómetro 58 de la vía Bogotá-Villavicencio, según dijo  el Vicepresidente Ejecutivo de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Carlos García, quien realizó una  inspección al corredor vial.

Los trabajos que ejecuta el concesionario Coviandes buscan despejar en el menor tiempo posible el material que cayó sobre la vía. La remoción se hace guardando todas las condiciones de seguridad de los trabajadores y, cuando las condiciones climáticas lo permiten, las jornadas de labores van de lunes a domingo.

Cabe destacar que el pasado 14 de junio, el Ministerio de Transporte, con el objetivo de preservar la vida y la seguridad, y debido a la recurrente inestabilidad geológica que se presenta en el kilómetro 58, se vio obligado a tomar la decisión de cerrar de manera indefinida este sector hasta que se encuentre en condiciones de transitabilidad. A la fecha se completan 24 días desde que se adoptó esta medida.

Le podría interesar Gobierno anunció cierre indefinido en la vía al Llano

“En la vía Bogotá–Villavicencio estamos atendiendo cerca de 60 puntos críticos que han sido priorizados por el Gobierno Nacional, el Ministerio de Transporte, la ANI y el concesionario, entre los que se destacan las obras de los kilómetros 46, 64 y el 58, donde tenemos el cierre permanente de la vía. Nuestro compromiso es recuperar la conectividad del Meta y toda la Orinoquía por este corredor en el corto plazo”, afirmó el Vicepresidente de la ANI.

En el kilómetro 58 se cuenta con un equipo completo de maquinaria pesada, entre la que se destacan retroexcavadoras, cargadores, carrotanques, buldóceres, compactadores, mezcladoras, equipos de perforacio´n y más de 60 volquetas, que transportan el material que sale de ambos sentidos de la vía.

Además, frente a la montaña del kilómetro 58, el concesionario instaló un radar de alta tecnología que permite monitorear en tiempo real los desplazamientos horizontales y verticales de la ladera, y pronosticar posibles desprendimientos de roca y material que alerta a los trabajadores y autoridades.

El Gobierno Nacional, la Gobernación de Cundinamarca, la Alcaldía de Guayabetal y el concesionario también intervienen la carretera veredal Primavera–Vanguardia–Mesa Grande, de Guayabetal, donde se adelantan obras de mejoramiento, buscando conectar de forma más segura las comunidades vecinas al kilómetro 58, afectadas por el cierre de la vía.

Lea también Guayabetal en calamidad pública por situación en el kilómetro 58 de la vía al Llano

La ANI también realiza un monitoreo permanente de la vía y ejecuta acciones lideradas por el Ministerio de Transporte y articuladas con las demás entidades adscritas, para mitigar el impacto en los usuarios habituales de esta importante ruta terrestre del país.

El presupuesto destinado por el Gobierno del Presidente Iván Duque para este corredor asciende a los $235 mil millones.

Publicidad