Meta superó tasa nacional de mortalidad por enfermedad renal en 2016 y 2017

Foto: tomada de El Espectador

De acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) y Registro Único de Afiliados (RUAF), en Meta la tasa de mortalidad por enfermedad renal ha ido en aumento de forma progresiva desde el año 2012, observando que para los años 2016 y 2017 el departamento superó el indicador nacional, indicó Jorge Ovidio Cruz Álvarez, secretario de Salud del Meta.

Le puede interesar: Hoy domingo inicia llenado de las líneas de distribución para tener agua en Villavicencio

La tasa de mortalidad por enfermedad renal para el 2017 estuvo en 13.3  por cada 100.000 habitantes la cual superó el indicador nacional  que es de 13.03 x 100.000 habitantes; el municipio que encabeza el indicador es Puerto López, con una tasa de 73 x 100.000 habitantes.

La mortalidad por enfermedad renal en el Meta se concentra en los grupos de edad de 65 a 84 años, predominando el sexo masculino, seguido de mayores de 85 años.

Lea también: Se modifica el horario de restricción nocturno para motocicletas en Villavicencio

Cruz Álvarez recordó que los riñones son órganos vitales que realizan múltiples funciones con el fin de mantener la sangre limpia químicamente balanceada. 

Además, que las personas que desarrollan enfermedades en el riñón, por lo general no se dan cuenta, dado que estas se van dando de manera lenta y silenciosa, por lo que es necesario prestar atención y consultar al médico cuando comienzan a notar en su cuerpo comezón, calambres musculares, náuseas o vómitos, falta de apetito, hinchazón de los pies y de los tobillos, falta de aire y cansancio, entre otros.

Nefrólogos de Colombia, señalan que la consulta precoz es fundamental pues un simple análisis de sangre y orina determinará la presencia o ausencia de enfermedad y su grado de evolución, advierte también la importancia de mantener una dieta balanceada y evitar el tabaquismo y la ingesta exagerada de bebidas alcohólicas, a la vez que manifiesta su gran preocupación por el crecimiento epidémico observado en nuestro país, sobre todo en la región Caribe.