Mitos al consumir leche

A partir de los 50 años, una de cada tres mujeres y uno de cada cinco hombres sufrirán una fractura en lo que les resta de vida.

La Asociación Colombiana de Osteoporosis y Metabolismo Mineral (Acomm) está promoviendo una campaña educativa para informar adecuadamente sobre la importancia de la alimentación en la prevención de la osteoporosis y “para desmentir ciertos mitos que existen frente al consumo del calcio, la vitamina D y los lácteos”.


La osteoporosis es una enfermedad generalmente asintomática que se diagnóstica a través de una densitometría ósea. La osteoporosis reduce la densidad y calidad de los huesos, debilitando el esqueleto y aumentando el riesgo de sufrir fracturas, lo que genera discapacidad, disminución de la calidad de vida y en ciertos casos muerte. De hecho, la osteoporosis causa una tasa de mortalidad mayor a la enfermedad cardiovascular en el mundo.


Cerca de 200 millones de personas alrededor del mundo padecen de osteoporosis, que causa más de 8,9 millones de fracturas al año, lo que equivale a una fractura cada tres segundos.
Aproximadamente el 50% de las personas con una fractura osteoporótica sufrirá otra.


Según afirma Francisco Oscar Rosero, presidente de la ACOMM, hay ciertas falsas creencias en el consumo de calcio, tales como que aumenta el riesgo Cardiovascular; que aumenta la posibilidad de tener cálculos renales, lo cual tampoco es cierto y que en la edad adulta consumir el calcio ya no sirve, lo cual es incorrecto.


“Lo cierto es que cuando no hay suficiente ingesta de calcio, según los requerimientos por edad o condición, se deben usar los suplementos de calcio pero solo por indicación médica. La alimentación y el ejercicio siguen siendo los pilares de prevención”, dijo el presidente de la ACOMM.


Mitos lácteos
Para Rosero, es igualmente peligroso creer que los zumos de almendra, soya, semillas de chía pueden reemplazar los lácteos como fuente de calcio.
“Se debe revisar si estas bebidas están enriquecidas con calcio, o de lo contrario su aporte puede ser mínimo y aunque algunos alimentos de origen vegetal contienen calcio, nunca alcanzan a aportar la misma cantidad que los lácteos. En los países occidentales, en donde tienden a consumir más lácteos comparado con otras culturas, son más proclives a desarrollar osteoporosis y fracturas”, dice Francisco Rosero.


Afirma categóricamente que eso es incorrecto: La genética -raza, sexo, historia familiar- son factores determinantes para un mayor riesgo de osteoporosis y fractura.


“El consumo de lácteos produce caries”, lo cual es también es falso, la generación de caries es multifactorial y uno de las causas asociadas con mayor evidencia es el consumo de azúcar.


Beneficios:
• Son excelente fuente de calcio, fosforo, proteína y otros nutrientes que son importantes tanto para el hueso como para la salud en general.
• Estudios muestran que su consumo diario adecuado reduce la pérdida ósea. Mejora la masa y fuerza muscular.


• En algunos países, la leche también está fortificada con vitamina D, lo que es un beneficio adicional para la salud ósea.


• Para ACOMM existe suficiente respaldo médico para asegurar que el consumo de leche de vaca es una necesidad vital para la buena salud ósea.
Las personas con un consumo bajo de fósforo y calcio que por consiguiente tienen huesos poco mineralizados tienen más tendencia a desarrollar osteoporosis. La osteoporosis conlleva un empeoramiento de la calidad de vida y a una mayor probabilidad de fracturas por fragilidad.