Mujer amenazada por expareja pide protección urgente

Violencia contra la mujer

Una pesadilla es lo que vive Mayra Alejandra Solano Botello, desde que decidió terminar hace cuatro años la relación sentimental que sostenía con el padre de sus dos hijos.

“Es como si me hubiese conseguido un enemigo de por vida porque ese tipo me persigue, me trata mal, me acosa, trata de alejar a las personas con las que estoy”, cuenta la mujer a Periódico del Meta.

De acuerdo con Alejandra, su pareja tiene varias denuncias por maltrato y violencia intrafamiliar, la primera de ellas fue interpuesta el 5 de diciembre de 2019. Desde ese entonces, se ha visto envuelta en persecuciones y malos tratos que la han llevado a seguir denunciando las acciones violentas de este sujeto.

Siento temor, han pasado tres años y este tipo sigue acosándome. Temo por mi integridad y la de mis hijos porque en cualquier momento es capaz de hacerme algo. Ya no sé qué más hacer para llamar la atención de las autoridades”.

Lea: Siguen fallas en rutas de atención a mujeres

Relata Alejandra que el proceso que lleva cerca de tres años en la Fiscalía ha sido demorado y ha tenido muchas trabas.El 21 de junio de este año nos citaron para una audiencia de imputación de cargos, pero no se llevó a cabo”.

Ahora, la Secretaría de la Mujer del Meta, quien la ha estado asesorando y acompañando, le informó que la próxima citación, para cerrar el caso, fue programada para el 20 de enero de 2023.

Es decir que tengo que aguantarme tres meses más los insultos de este tipo porque sabe que la medida de protección que tengo no le prohíbe estar en los sitios donde yo esté a menos de dos metros”, asegura Mayra quien está preocupada por lo que pueda pasar en este tiempo.

Agregó que  su expareja “es capaz de matarme porque está obsesionado conmigo. En un mensaje de Whatsapp me escribió: yo no tengo vida por su culpa y mientras esté a mi alcance si yo no tengo vida, usted tampoco la tendrá”.

Recientemente, este sujeto de 38 años se situó en un bar que está ubicado diagonal a la vivienda donde reside Alejandra con sus dos hijos. “Desde allí se dedica a vigilarme y a gritarme cosas.  Además, involucra a mis hijos y los maltrata de manera verbal y psicológicamente”, dice.

Puede interesarle: ‘Cobra’ y ‘Pitbull’, prototipo de maltratadores

¿Qué pasará en estos tres meses más que quedan para que por fin se haga justicia y Alejandra no sea una de las tantas mujeres a las que les han arrebatado la vida?

Ante la poca efectividad en los procesos de atención a mujeres víctimas de violencia, Periódico del Meta consultó a Viviana Palacios, activista por los derechos de las mujeres, quien manifestó que: “es un tema que se ha tocado a nivel municipal, regional, nacional y, aunque está la Ley 1257 que tiene varias reglamentaciones, al día de hoy, tiene muchos vacíos”.

Palacios explicó que dichos vacíos se deben a que las instancias responsables de la ruta no se articulan cuando se presentan estos casos.No todas las instituciones de la ruta o funcionarios, conocen la ley y la ruta de atención, por eso es tan difícil el acceso efectivo y rápido en estos casos”, dijo.

A la ruta le falta humanizarla porque vemos que hay muchos funcionarios que desconocen la ley 1257 y todas las garantías que le pueden dar a las mujeres cuando van a denunciar entonces lo que hacen es que ellas desconfíen de la justicia”, indicó Alejandra Mayorga, presidente de la red departamental de Veeduría de Mujeres del Meta.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta