“No es fácil ser gerente de Batuta”: Isaac Tacha Niño

Esta semana siete docentes de la Corporación Batuta Meta, denunciaron a través de una comunicación pública, que esta reconocida institución cultural afronta una difícil situación. Entre las problemáticas expuestas por los docentes están, la falta de instrumentos para trabajar, deterioro de la planta física de algunas sedes y un supuesto acoso laboral por parte del gerente de esta corporación.

Ante dichos señalamientos, Isaac Tacha Niño, gerente de Batuta Meta, indicó que estas declaraciones son falsas y negó categóricamente que desde la administración de la corporación musical se produzca un acoso laboral hacia los docentes.

De igual forma, dijo que es loable que los docentes de esta institución se preocupen por lo que sucede con la corporación cultural, pero señaló que hacer este tipo de pronunciamientos no es el mejor camino para Batuta, pues se está haciendo daño a la institución.

“Los invito a que reconsideren su posición, cumplan sus compromisos contractuales, compartan su conocimiento a los niños y ayuden a superar las dificultades, necesitamos sacar adelante a Batuta”, señaló.

En el marco de la rueda de prensa, Tacha indicó que muchos de los docentes, incluso quienes enviaron la carta, firman las planillas de asistencia laboral, pero no cumplen su horario. “Ha pasado y de esto también tiene videncia la revisora fiscal”, aseguró.

En cuanto a las denuncias que aseguraban un déficit en la infraestructura de la institución, desde la misma, confirmaron que se está trabajando de la mano con entidades privadas, entre ellas Camacol, Meta (Cámara Colombiana para la Construcción) y los dueños de los predios. Sin embargo, el director dijo que hay un desperdicio de dinero en la sede de Porfía, pues esta sólo se usa un día a la semana “a mí me parece que eso es botar la plata y si fuera la plata de mi bolsillo no lo hago, y como es la plata de Batuta, menos” indicó.

Frente a los instrumentos, y el presunto deterioro de los mismos, afirmó que actualmente se cuenta con 1959 instrumentos en funcionamiento, de los cuales algunos se encuentran el proceso de reparación, lo que implica gastos para la corporación, “es difícil, pero los arreglos demandan dinero, sobre todo los técnicos, en instrumentos como los de cuerda, pero de resto nosotros hemos trabajado en la corporación con el lutier que tenemos”, dijo Isaac Tacha.