Nueva incautación de madera ilegal en el Meta

La Operación Artemisa busca evitar la deforestación de selva nativa.

La Séptima  Brigada del Ejército reportó que en desarrollo de la Operación Artemisa,  contra el aprovechamiento ilícito de los recursos naturales, tropas del Batallón Serviez incautaron 12,8 metros de madera ilegal, en la vereda Iteviare, de Mapiripán.

Le interesa leer este contexto: Combatir deforestación, principal compromiso de los gobernadores en el foro suroriente

En el lugar se encontraron 50 tablas de madera de 2,50 metros de largo por 25 cm de ancho y 265 varetas de 3 metros de largo por 12 centímetros de ancho, las que fueron reportadas y puestas a disposición de Cormacarena.

Recientemente se reportó la construcción de una carretera, también en jurisdicción de Mapiripán, que deforestó una gran cantidad de árboles en esa zona del sur del Meta.

Le interesa leer: Deforestando, hacían una carretera ilegal en selvas de Mapiripán

Según fuentes del Ejército, durante el último año los soldados han logrado incautar 100 metros cúbicos de madera en la región y ha sembrado a la fecha 193.598 árboles en los departamentos del Meta, Guaviare y Vaupés, compensando al medioambiente y las reservas naturales de la región.

La tala se da para acaparamiento de tierras, ganadería extensiva, cultivos ilícitos, minería ilegal o tráfico de madera.

«Es un trabajo articulado con las corporaciones ambientales de vital importancia en la protección y preservación del Bioma Amazónico que busca evitar la deforestación de hectárea de selva nativa, que por el acaparamiento de tierras, la ganadería extensiva, los cultivos de uso ilícito, la extracción ilícita de yacimientos mineros y el tráfico de madera, siguen siendo un enemigo latente y un asunto de seguridad nacional», dijo el general Antonio María Beltrán Díaz, comandante Cuarta División del Ejército.

Lea: Desde hoy, deforestar puede tener hasta 15 años de cárcel