Nueva yuca para la Orinoquia

La variedad de Yuca Melúa 31 es propicia para los suelos de la Orinoquia.

La Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Agrosavia) realizó el lanzamiento de la nueva variedad de yuca industrial para la Orinoquia colombiana en la planta para el  procesamiento de yuca del municipio de Aguazul (Casanare) y en el Centro de Investigación La Libertad ubicado en el Meta.

Durante el evento, los asistentes conocieron de la mano de dos asociaciones de productores, las recomendaciones de manejo agronómico del cultivo, fertilidad requerida y nutrición del cultivo, así mismo las perspectivas de mejoramiento genético para el país y la región.

La variedad de Yuca Melúa 31 material es un desarrollo tecnológico del Centro Internacional
de Agricultura Tropical – CIAT, entregado oficialmente a la Corporación para ser desarrollado en Colombia.

Para Julio Jairo Becerra, investigador del Centro de Investigación La Libertad de Agrosavia, “Melúa 31 es una variedad con grandes condiciones para los llanos orientales porque es una variedad que se adapta a los suelos de la Orinoquia, la semilla es una semilla que germina muy bien, en un 92 %, las plántulas que se generan son de buen vigor, la arquitectura de la planta presenta tallos erectos, altos de más de dos metros, los entrenudos son cortos lo que garantiza mayor números de yemas en el tallo, es una variedad que produce hasta 26 toneladas por hectárea y en el piedemonte en parcelas experimentales llegó a 40 toneladas por hectárea lo que representa gran ganancia para los productores en temas económicos».

Lea también:Los retos de la sostenibilidad económica

Así mismo, el color blanco de la pulpa de la raíz representa una ventaja incomparable en términos de una adecuada producción de almidón, un mercado poco explotado y donde se tiene una gran oportunidad.

Al respecto, Elías Rico, productor de yuca en el departamento del Meta, dijo que “nosotros no estamos en la competencia de almidones de yuca, porque ninguna variedad produce lo suficiente, hay otros países que producen almidón no solo con el de yuca si no con otro tipo de almidón. Esta variedad nos ofrece grandes bondades que permiten competir en ese mercado, todo gracias a su alto contenido de materia seca, menor presencia de plagas, buena producción y el alto contenido de almidón de la variedad».