Salud mental, un tema que debe importarnos a todos

En lo corrido del 2019 ya son 5.424 los pacientes atendidos por temas de salud mental en el Hospital Departamental de Villavicencio, donde las consultas más repetitivas son a causa de trastornos de adaptación y depresión.
Este jueves 10 de octubre, cuando se conmemora el Día Mundial de la Salud Mental, se trabaja con el tema de prevención del suicidio, una de las 20 principales causas que ha cobrado hasta 800.000 muertes al año, lo que equivale a un suicidio cada 40 segundos, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Para el departamento del Meta sigue siendo un desafío contrarrestar estos hechos, sin embargo, es un trabajo que se realiza a partir de la promoción de estrategias de apoyo por parte de la Secretaría de Salud del Meta, en conjunto con la ESE Departamental, la OMS y el Ministerio de Salud y Protección Social. Según cifras del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses del mes de enero a agosto del presente año en Colombia se han presentado 1.669 casos de suicidio y en el Meta 10.

La OMS define salud mental como “un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad”. Para el psiquiatra del Hospital departamental de Villavicencio, Alexander Galeano, “la vida del ser humano es dolorosa, y es la salud mental la que permite enfrentar las dificultades y los eventos que se presentan en la vida, de manera que es de importancia trabajar en ella porque se convierte a su vez en un complemento esencial de la salud física y con esto se genera un proyecto de vida”.

Lea también: Los retos de la sostenibilidad económica

En algunas ocasiones los problemas pueden hacer creer que la vida no tiene sentido o no vale la pena vivirla. no obstante, cada vida perdida representa un ser importante, un esposo o esposa, hijo, padre, amigo o colega de alguien, que también deja a su paso años de vida productiva sin cumplir en el Meta, el Sistema de Vigilancia en Salud Pública –Sivigila reportó en 2018 que, por cada suicidio consumado, se notificaron 12 intentos de suicidio, como también, en el índice establecido por la entidad se presentan 60 casos de intento de suicidio por cada 100.000 habitantes, donde la mayor incidencia persiste en mujeres, pues los hombres se consideran más letales. Así mismo, de 378 casos presentados el año pasado, en lo que se lleva de este ya van 502 casos, aumentando en un 33% el índice de intentos de suicidio en el Meta.

“Tener problemas que impidan la salud mental también son una urgencia, como cualquier otra, debe ser atendida y controlada, inclusive la persona debe estar en constante observación para lograr que esta pueda salir del momento en el que se encuentra”, expresó María Teresa Parrado Blanco, Coordinadora del Programa de Convivencia Social y Salud Mental de la Secretaria de Salud del Meta.

Factores
Son muchos los factores desencadenantes que pueden generar un pensamiento suicida, como problemas en pareja, económicos, el consumo de sustancias psicoactivas, problemas académicos y las personas víctimas de violencia física y psicológica, por eso es de importancia hablar de lo que siente y ser escuchado, este es el primer paso para encontrar un alivio.
La Secretaría de Salud Departamental en busca de atender las necesidades de las personas en riesgo de suicidio ha puesto a disposición desde hace tres años la ‘Línea amiga’ en salud mental, atendiendo situaciones como intentos de suicidio, consumo de sustancias psicoactivas, depresión y violencia sexual de género e intrafamiliar.

La línea amiga cuenta con un horario de atención de lunes a domingo entre las 9:00 de la mañana hasta las 9:00 de la noche, en el número 3125751135, allí profesionales idóneos estarán al pendiente de toda persona que necesita apoyo psicológico, para brindarle la atención necesaria; donde además de acuerdo al diagnóstico se les pueda brindar asistencia personalizada en la oficina del Centro Regulador de Urgencias (CRUE). Así mismo, María Teresa Parrado señala que “Al día se reciben de 12 a 15 llamadas a la línea amiga, por lo que trabajar juntos es fundamental para prevenir el suicidio”.

El Ministerio de Salud establece que, si presenta u observa en alguien planes o actos de autolesión, alteraciones emocionales graves, desesperanza, agitación o extrema violencia, conductas poco comunicativas, aislamiento social, estado de ánimo variable, negativismo, deseo de morir, perdida del interés en las cosas que siempre disfrutaste y alteraciones en el sueño o del apetito, es necesario que la persona que requiera atención se acerque a la entidad de salud a la cual está afiliada para que empiece a ser tratado de manera correcta.

De acuerdo al Hospital Departamental de Villavicencio, se han establecido dos rutas de atención en salud mental para el usuario, la primera y más importante es cuando el paciente entra por urgencias, allí se ingresa al triage en donde el médico determina el tipo de urgencia, si en este caso es psiquiátrica es trasladado a la unidad de salud mental a un área específica de psiquiatras y psicólogos donde es atendido por el profesional dependiendo de la magnitud del episodio, este a su vez estará en la capacidad de determinar si el paciente debe ser medicado o si es indispensable la hospitalización del mismo, en estos casos es frecuente que el paciente se interne hasta dos días para estar en constante observación, con esto se establece el tratamiento que requiere el usuario para su recuperación. La segunda ruta de atención es por consulta externa, las EPS que tienen convenio con la Ese Departamental, y los pacientes que ya llevan un tratamiento con psiquiatría o psicología son atendidos por cita, o se brinda la opción de que el usuario acceda al servicio pagando como particular.

Otro de los programas que maneja esta entidad es ‘Hospital Día’ donde a través de actividades lúdicas, manuales y recreativas que imparten terapeutas diariamente se controlan patologías de base o crónicas que presenten pacientes que hayan pasado por hospitalización o consulta externa.

En definitiva, es importante resaltar las estrategias de promoción y prevención que las entidades de salud implementan en el Meta para disminuir los índices de suicidio y mejorar la salud mental de las personas.

También le puede interesar leer: Congreso Internacional de Infraestructura se realizará en Villavicencio  o Elección de nueva Mesa Departamental de Víctimas en el Meta