Policía hace realidad sueño de quinceañera

Laura Lizeth, una granadina de 15 años, que de nacimiento padece de mucopolisacaridosis tipo IV, una enfermedad huérfana más conocida como síndrome de morquio, que ataca los huesos y los órganos y que hasta el momento la mantiene físicamente como si apenas tuviera 4 años, cumplió los dos sueños de su vida.  Gracias a un día especial que la Policía Nacional le dio, pudo celebrar sus 15 primaveras tal cual como es la tradición colombiana en la transición de las niñas hacia la madurez y conocer a su artista favorito y paisano, el cantante de música llanera Jhon Onofre, ganador del concurso de televisión a otro nivel.

Hacer realidad sueños a personas como Laura es más que un compromiso, es la vocación de todos los policías que día a día nos entregamos en cuerpo y alma para consolidar comunidades más seguras y en paz.  “Esto es construcción de tejido social”: coronel Zapata.

Laura Lizeth, es la hija mayor de Jhon González, de 35 años, de Cali y Elizabeth Rodríguez, de 34 años, de Granada, quienes tienen otro hijo, Samuel Matías, de 6 años; Laura nació normalmente, un 7 de agosto en Fuentedeoro (Meta), pero luego de un tiempo empezó a decaer su salud, y solo hasta los 5 años sus papás se enteraron con certeza que padecía el síndrome.  Su hermanito menor llegó al mundo cuando tenía 9 años, la idea de sus papás era convertirlo en el principal apoyo para Laura, pero ahora el también padece la misma enfermedad; hasta ese momento los padres no sabían que aunque no padecieran el síndrome si eran portadores del mismo y que cada vez que tuvieran un hijo la historia se repetiría.

La relación entre la policía y Laura, se forjó a través de las actividades de cine al parque que los señores Intendente Jefe Luis Alberto Gamboa Sáenz e Intendente Nelson Enrique Caro Hernández, Comandante y Subcomandante de la Subestación de Policía Canaguaro, realizan contantemente en zona rural del municipio de Granada; en una de estas ocasiones se encontraron con Laura, quien les contó sobre sus sueños y situación de salud, desde ese momento los uniformados se pusieron al frente de la situación para cumplirle sus fantasías, hoy hechas realidad.

Gamboa y Caro, desde el principio contaron con total apoyo sus compañeros de trabajo, superiores y hasta de sus familiares, con quienes prepararon la celebración, que incluyó todo un protocolo previo de, maquillaje, escogencia de vestuario y organización del evento, lo que despertó en la niña una sonrisa que hasta ahora es inapagable.

El sueño en realidad, se vivió este sábado desde tempranas horas, cuando Laura abordo de un vehículo blindado tipo Sand Cat y como toda una princesa, recorrió las principales calles de la capital del Ariari; de ahí, pasó al salón de belleza, lució un vestido rosado y sus zapatos para la ocasión, lucía impecable, ya en horas de la tarde, fue recogida en su casa por su edecán, un policía con quien a bordo de un carruaje y escoltados por Carabineros volvió a recorrer el centro del municipio para llegar al salón en donde la esperaban sus familiares, amigos e invitados especiales.

La fiesta de la quinceañera contó con bóveda de acero, actos protocolarios, entrega de regalos, presentación de bailes y cantantes autóctonos, y saludos a través de video por parte de artistas de la talla nacional, entre ellos el de, Jhon Onofre, quien luego de ello apareció de la nada junto a Laura.  La felicidad será para siempre, por ver hechos realidad mis sueños, indicó la pequeña, siempre con una sonrisa en su rostro.

 

El éxito de esta actividad se debió a, la colaboración de la Gobernación del Meta, del gremio de comerciantes y comunidad de Granada, y a la gestión de nuestros policías del Modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes, Seccional de Tránsito y Transportes, Prevención y Educación Ciudadana y de Comunicaciones Estratégicas.