Policía se capacita en el nuevo código de convivencia

La actualización del Código de Policía, que se espera empiece a implementarse dentro de seis meses, ha levantado controversias que ponen sobre la mesa temas que cuestionan la actuación de la Policía Nacional, entre ellos, las extralimitaciones que podría tener ante la posibilidad de interpretar artículos a su criterio, brotes de corrupción y arbitrariedad y la intensificación de los conflictos entre ciudadanos y policías, entre otros.

Por otro lado, existen voces de aplauso ante la necesidad de actualización del Código de Policía que rige y data de 1970, evocado a las necesidades de aquella época. Según el mayor retirado de la Policía, Oscar Echeverry, el principal avance con el Nuevo Código de Policía es que se acabó un código obsoleto, pues era contradictorio y no tocaba el bolsillo de los ciudadanos.

Ahora con el nuevo Código de Policía quien cometa una infracción puede ser sancionado con una multa entre 4 y 32 salarios mínimos diarios legales vigentes, dependiendo de la infracción, lo que en dado caso de no ser cancelada a tiempo se expone a cobros coactivos, reporte a las centrales de riesgo, y pago de interés por mora, de conformidad a la ley.

Otro de los puntos a destacar, de acuerdo a Echeverry es que “ya se le dieron dientes a la Policía Nacional”, esto se traduce en que la Policía ya podrá actuar de manera más rápida, y sin órdenes judiciales que dilataban la actuación de las autoridades. “Anteriormente, si había una voz de auxilio al interior de una vivienda, la Policía no podía ingresar sin autorización, y si quien autorizaba no era el dueño de la casa generaba una investigación para el policía”, explicó el mayor en retiro.

Si se presenta una situación de imperiosa necesidad, el Policía podrá ingresar a los domicilios sin una orden judicial, para ello, se debe constatar con hechos que permitan justificar su ingreso. “Debe haber un llamado de alerta, el policía no debe entrar porque sí”, expresó Echeverry.

Según el coronel Roberto Carlos Sánchez, comandante operativo de Seguridad Ciudadana de la Policía Metropolitana de Villavicencio, “el cambio generará controversia y habrá personas que se sentirán incómodas, pero la Policía Nacional está preparando a sus hombres para que ejecuten con tolerancia la parte preventiva, disuasiva, y de control”.  

Otro de los puntos sensibles en el nuevo código es la facultad que se le da a la Policía Nacional de suspender las fiestas de vecinos ruidosos o sellar temporalmente los establecimientos que excedan los niveles de ruido, pues el anterior, solo permite que se solicite bajar el volumen. Ahora, el policía podrá cortar la luz si no se acata la orden.

Echeverry expresó que habrá un mejor control de los parques y clubes nocturnos de la ciudad,  pues las autoridades  tendrán facultades para multar, y en este último caso la Alcaldía podría tomar la decisión de no permitir horarios extendidos.

Otros temas como el toque de queda para menores de edad, era un hazmerreír, pues no se contaba con centros para llevarlos y las autoridades se quejaban por fasta de apoyo del Instituto de Bienestar Familiar (ICBF). El nuevo código obliga a que las instituciones trabajen mancomunadamente con la Policía, y estén siempre disponibles, sin importar si son fines de semana.

El oficial retirado anotó que el nuevo Código de Policía se puede traducir en un abuso de autoridad, por eso, la institución debe modificar el tema disciplinario, así como las Alcaldías tienen el reto de darle vida a las multas. Para ello, se hace necesario que la Policía Nacional haga una selección sería de los hombres que van a ejercer la vigilancia.

Proceso de instrucción

Según el coronel Sánchez, se están preparando para implementar el nuevo código que les permitirá a las autoridades tener un mayor control sobre las personas que generen incomodidades en la convivencia ciudadana, y así satisfacer las necesidades de tranquilidad de la comunidad.

“Estamos realizando una lectura del nuevo código para crear discusiones académicas en las capacitaciones, y así el policía esté bien instruido, ya que deben enfrentar y regular los comportamientos ciudadanos. Estamos a la espera de las mesas de trabajo de la Dirección General que con algunas entidades del Gobierno van a estar en la discusión pedagógica y académica para mejorar los procedimientos”, expresó.

La Escuela de Carabineros Eduardo Cuevas junto a sus equipos de trabajo será la pionera, una vez reciban las capacitaciones e instrucciones del ente central, de multiplicar los conocimientos sobre el nuevo código, generando las discusiones y resolviendo las inquietudes a los policías que actuarán en la calle, un hecho que harán de la mano de Inspectores, alcaldes, y demás autoridades del departamento.