Procuraduría abre indagación sobre gastos reservados del Comando de las F.F.MM.

El pasado 5 de abril la Procuraduría General de la Nación adelantó una inspección especial al Comando General de las Fuerzas Militares, en desarrollo de la indagación abierta el 11 de diciembre de 2017, por presunto desvío de recursos de los gastos reservados, seguimientos ilegales, uso de información secreta y otras actividades no ajustadas a la ley.

Así lo aseguró el Procurador General de la República, Fernando Carrillo Flórez, quien le solicitó al Ministerio de Defensa tomar una serie de medidas para frenar las irregularidades y tomar las medidas administrativas y jurídicas necesarias.

“Por presunto desvío de recursos de los gastos reservados, seguimientos ilegales, uso de información secreta y otras actividades no ajustadas a la ley. Solicitar al Ministro de Defensa que suspenda hasta por 30 días la ejecución, disposición, uso o entrega de los recursos de la cuenta de gastos reservados asignados a la Regional de Inteligencia Militar Estratégica Conjunta (RIMEC), adscrita a la Jefatura de Inteligencia y Contrainteligencia Conjunta del Comando General de las Fuerzas Militares, para que en ese tiempo se adopten medidas de control adicionales, previas y suficientes, que garanticen el manejo de dichos recursos conforme al ordenamiento jurídico vigente”.

La investigación del Ministerio Público logró identificar a 12 miembros de las Fuerzas Armadas presuntamente involucrados en las irregularidades.

“La Procuraduría ha recaudado elementos probatorios que llevarían a establecer la posible participación de doce (12) miembros de las Fuerzas Armadas, 7 oficiales y 5 suboficiales”

En las próximas horas el Ministerio Público adelantará una nueva inspección especial en el Comando General de las Fuerzas Militares, Comando Conjunto de Inteligencia y la Jefatura de Inteligencia y Contrainteligencia del Comando General de las Fuerzas Militares (J2).

Lea también: Procuraduría pidió revocar contrato del puente sobre el Ariari

Como parte de esta indagación, la Procuraduría dispondrá un equipo especial que examine lo relacionado con la presunta adquisición de equipos para la interceptación de comunicaciones, el uso que se le habría dado a los mismos y si se afectó con ello a personalidades de la vida nacional.

Otras de las medidas son las siguientes:

– En aplicación del poder preferente, el Despacho del Procurador General asumirá todas las investigaciones disciplinarias que por estos hechos o relacionados se adelanten al interior de las Fuerzas Militares.
– Requerir al Comandante General de las Fuerzas Militares que designe un oficial del más alto nivel que asuma la responsabilidad de preservar todos los medios probatorios que requiera la investigación.